Global Omnium crece con contratos de tecnología y plantas depuradoras

El grupo especializado en el ciclo integral del agua extenderá su tecnología de contadores inteligentes en varios municipios de Alicante a la vez que amplía su actividad ligada a la gestión y mantenimiento de estaciones depuradoras con adjudicaciones en Burgos y el País Vasco.

Las infraestructuras de grandes redes de servicios cada vez incorporan más tecnología que les permite mejorar y optimizar su uso y su mantenimiento. El grupo Global Omnium, a través de su empresa especializada en contadores inteligentes Macsa, acaba de ser seleccionada por la Diputación de Alicante en ocho licitaciones para implantar esta tecnología en varios municipios de esa provincia.

La filial del grupo valenciano ha obtenido la puntuación técnica máxima para proceder a la instalación de los contadores inteligentes en las redes fijas, que se basa en el sistema de telelectura con conectividad a la red LoraWan desarrollado por la propia firma. Los concursos en que se ha impuesto incluyen las localidades de Fageca, Famorca, Millena, Quatretondeta, Tollos, Agres, Beniarrés, Benimassot, Vall d’Alcalà, Guadalest, Confrides, Relleu, Lliber, Murla, Senija, Xaló, Benimeli, Rafol d’Almunia, Sagra, Alcoletja, Callosa d’en Sarrià, Beniarrés y Alfafara.

Obras en depuradoras

Un contrato público que no es el único que ha sumado el dueño de Aguas de Valencia. El grupo que abarca todas las fases del ciclo integral del agua también continúa ampliando su presencia en el resto de España. En el País Vasco la filial Global Omnium Medioambiente, en una unión temporal de empresas junto a la empresa local Ansareo Obras y Construcciones, será la encargada de realizar varios trabajos en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Loiola, una de las principales instalaciones de Guipúzcoa.

La EDAR de Loiola, ubicada a las afueras de San Sebastián, trata las aguas residuales procedentes de la totalidad de la Mancomunidad de Aguas del Añarbe y viene realizando la limpieza y depuración de las aguas residuales domésticas e industriales de casi la mitad de la población guipuzcoana. Los trabajos encargados, por cerca de 300.000 euros, incluyen el contrato de las obras en la cámara de rotura del bombeo de llegada en el edificio de pretratamiento y el contrato del suministro y montaje de los sistemas de accionamiento de los espesadores por gravedad. Desde su construcción en 2005, con una inversión inicial de 42 millones de euros, la estación depuradora de Loiola ha ido sumando importantes mejoras.

A la vez Global Omnium está avanzando en las obras de ampliación de la depuradora de Miranda de Ebro en Burgos, que dieron comienzo el pasado mes de mayo. Una actuación que fue encargada por el Ministerio de Transición Ecológica y para el Reto Demográfico, a través de Aguas de las Cuencas de España, con un presupuesto de 12,2 millones de euros

Actualmente se está la construcción de los 5 nuevos decantadores previstos, lo que permitirá aumentar la capacidad de tratamiento hasta los 19.000 metros cúbicos al día. En concreto, se van a construir cuatro decantadores primarios de 17 metros de diámetro y otro secundario de 35 metros capaces de dar respuesta al agua residual de una población equivalente a 105.000 habitantes.

El conjunto de las obras permitirá la implantación de una nueva línea de fangos con digestión anaeróbica. Además, se van a construir 3,5 kilómetros de nuevos colectores e impulsores y un nuevo depósito laminador con capacidad para 2.500 metros cúbicos.