El puerto de Valencia reduce tráfico y crece su congestión

El primer puerto español por tráfico de contenedores, el de Valencia, acumula en los cuatro primeros meses del año un total de 1.702.236 TEU (el contenedor estándar de 20 pies), lo que representa una caída del 7,99% respecto al mismo periodo del año anterior. Según los datos del propio puerto, los contenedores llenos dedicados a las ventas al exterior han disminuido un 12,72%, mientras que los dedicados a la importación han crecido un 6,96%. La coyuntura geopolítica marcada por la crisis mundial del sector energético, la guerra en Ucrania, el precio de los combustibles, el aumento del coste de la energía o la escasez de materias primas están lastrando la actividad de los exportadores españoles. A ello se suma los propios problemas de congestión en las terminales valencianas por los atascos en algunos de los grandes puertos de China y Estados Unidos. Las patronales de transporte por carretera aseguran que la congestión crónica en las terminales les cuesta 3 millones de euros al mes.

El tráfico total de los muelles valencianos se situó en más de 27 millones de toneladas, lo que supone un descenso del 3,66%. Se han registrado descensos generalizados en casi todos los sectores, como los vehículos y elementos de transporte (-7,68%), agroalimentario (-15,79%), materiales de construcción (-10,55%) o productos químicos (-18,14%).