Pamesa invertirá 95 millones tras superar los 1.220 millones de euros de negocio y los 3.100 empleos

    Fernando Roig consolida a Pamesa como el gran gigante cerámico español. El mayor fabricante de azulejo de Europa y el sexto del mundo, Pamesa Grupo Empresarial, logró dar un nuevo tirón a su negocio con un crecimiento del 56% en sus ventas totales, hasta los 1.220 millones de euros, en plena tormenta por los costes energéticos y la subida de las materias primas.

    Una buena parte de ese alza, sin embargo, se ha producido tras subir precios un 40% y más que triplicar los ingresos por ventas de energía hasta 167 millones. Las ventas cerámicas supusieron 881 millones de euros, tras crecer un 43%. Pese al fuerte impacto de los precios del gas, el grupo propiedad de Fernando Roig ha incrementado sus beneficios un 47% más, hasta 97 millones de euros de beneficios antes de impuestos. “Tenemos unas fábricas muy productivas y esta rentabilidad llega por ser muy eficientes en la producción, pero también en las filiales comerciales por la subida de tarifas” recalcó el propio Fernando Roig durante la presentación de resultados de Pamesa.

    Una situación ante la que el grupo reaccionó con una subida del 40% en los precios hasta final de año. A principios de 2021 además el grupo decidió implantar una tasa energética, un recargo que aplica cuando el precio del gas supera los 80 euros a sus clientes. Además el grupo ha apostado por sustituir en el futuro el gas por un combustible basado en el hidrógeno, para lo que ha invertido en la firma estadounidense eCombustible.

    Entre los 95 millones de inversiones previstos para este año se encuentra la instalación de una primera planta piloto, además de seguir ampliando su presencia en minas de arcillas, una materia prima que se ha visto afectada por la guerra de Ucrania, que sin embargo no ha afectado a sus ventas.