El Hospital del Vinalopó: 130 millones de inversión en 11 años

El departamento de salud del Vinalopó-Elche en Alicante celebra el aniversario de la puesta en marcha de la concesión a Ribera tras renovar el área de radiodiagnóstico con 3 millones

El grupo sanitario Ribera ha invertido 130 millones de euros en el departamento sanitario del Vinalopó-Elche, que tiene como centro de referencia ese hospital, en los 11 años desde que el centro inicio de su andadura el 1 de junio de 2010. La empresa sanitaria asumió esa actividad mediante la concesión de la gestión del área sanitaria de la Conselleria de Sanidad.

Desde la empresa se apunta que en los próximos cuatro años de contrato aún en vigor el desembolso puede incrementarse. Sólo en 2020, el Hospital Universitario del Vinalopó ha renovado el equipo de PET-TAC y la resonancia magnética, colocando el área de diagnóstico por la imagen con tecnología puntera no disponible en otros centros del entorno. Esta apuesta por la tecnología de última generación ha supuesto una inversión de alrededor de 3 millones de euros.

“Ha sido un año difícil en el que hemos vivido una tercera ola de Covid-19 que ha afectado especialmente a nuestra población. Tras un principio de año complicado, en el que hemos triplicado nuestra capacidad de UCI manteniendo, por ejemplo, en todo momento la atención a pacientes crónicos y oncológicos, estamos a pleno rendimiento para ofrecer tiempos de espera óptimos a nuestros pacientes”, explicó Rafael Carrasco, doctor y gerente del departamento de Salud durante el balance de la actividad del centro.

Vinalopó Salud celebra esta fecha tras haber pasado por el pico epidemiológico que más ha afectado a su población, poniendo a prueba la capacidad de adaptación de circuitos garantizando, en todo momento, la asistencia sanitaria de los pacientes. Tras la recuperación de la actividad normal en consultas, pruebas y quirófano, el Hospital Universitario del Vinalopó cuenta con una demora media de tan solo 46 días, frente a los 127 días que presenta de media el conjunto de los centros de la Conselleria de Sanidad.

Durante estos 11 años de vida, el hospital ha realizado algo más de 176.000 intervenciones quirúrgicas y casi dos millones de pruebas radiológicas. Además, el departamento en su conjunto ha atendido más de 1,4 millones de urgencias sanitarias en el sur de Alicante y algo más de 928.000 urgencias hospitalarias.

El equipo directivo del centro ha presentado el balance del último año en el que han destacado los mínimos tiempos de espera en comparación con la Comunidad Valenciana, la alta satisfacción de pacientes. Un indicador avalado por el informe de auditoría de la Sindicatura de Cuentas de la Generalitat Valenciana sobre el modelo concesional.

El departamento ha contado este año con la primera promoción de médicos internos residentes (MIR) en las especialidades de Pediatría, Medicina Familiar y Comunitaria, Ginecología y Obstetricia, Medicina Interna, Oftalmología, Cirugía General y Aparato Digestivo, Medicina Física y Rehabilitación, Medicina Intensiva, Anatomía Patológica y Cirugía Ortopédica y Traumatología, así como Enfermeros Internos Residentes (EIR) de Pediatría, Enfermería Familiar y Comunitaria y Ginecología y Obstetricia. Un total de 24 plazas de formación acreditadas que se suman a los más de 700 estudiantes universitarios y otros centros de formación que cada año se forman en este departamento.

Cartera de servicios

El Gerente ha recordado en rueda de prensa que el hospital cuenta con una amplia cartera de servicios con más de 60 especialidades para ofrecer a nuestros pacientes una atención sanitaria completa con servicios superespecializados no disponibles en centros del entorno, lo que permite, junto con una adecuada gestión, que sea uno de los hospitales que menos pacientes deriva a otros centros.

Además, ha recordado que es uno de los pocos hospitales en contar con un protocolo de visita de mascotas para pacientes de larga estancia, así como con un plan de diversidad funcional severa o grave que garantiza la accesibilidad universal en la atención sanitaria.

El departamento de salud del Vinalopó también, ha empezado a aplicar inteligencia artificial y tecnología de voz a modo de cuidador virtual en un proyecto piloto con pacientes paliativos, atendidos por la Unidad de Hospitalización a Domicilio (UHD). Este servicio permite el seguimiento de pacientes paliativos oncológicos o no, con la tecnología de la startup Tucuvi, apadrinada por Ribera dentro del programa Corporate de Lanzadera.