La nueva tarifa eléctrica que viene

El recibo de la luz va a experimentar en los próximos meses un cambio importante. La nueva factura de la luz estará lista para el próximo 1 de junio, y no para abril como se venía anunciando, tras sufrir varios aplazamientos por motivo de la pandemia. Entre las novedades que incluye la norma en la que ha trabajado el Ministerio de Transición Ecológica está la modificación de las franjas horarias, los peajes, la forma de cobro de la potencia y, en el caso del sector doméstico, pasan a haber dos periodos de potencia y tres periodos de energía.

Los cambios están incluidos en la Circular 3/2020 de la CNMC por la que se establece la metodología para el cálculo de los peajes de transporte y distribución de electricidad.

Una de las modificaciones más importantes que se introducen para el sector doméstico es que con esta nueva normativa se unifican todas las tarifas de menos o hasta 15 kilovatios (kW) contratados en la nueva tarifa 2.0TD.

Los suministros con tarifa 2.0TD tendrán la posibilidad de contratar dos valores de potencia diferentes, uno para el periodo Punta, de lunes a viernes de 8:00 a 00:00 horas y otro para el periodo Valle, que agrupa el resto de horas del día y fines de semana.

Nuevos tramos

El término de energía contará con tres periodos siendo estos en Península, Baleares y Canarias los siguientes: P1, punta; de 10 a 14 horas y de 18 a 22 horas, P2, llano; de 8 a 10, de 14 a 18 y de 22 a 24 horas, y P3, valle; de 0 a 8 horas de lunes a viernes y todas las horas del día de fines de semana y festivos nacionales no sustituibles. En Ceuta y Melilla serán los siguientes: P1, punta; de 11 a 15 horas y de 19 a 23 horas, P2, llano; de 8 a 11, de 15 a 19 y las 24 horas, y P3, valle; de 0 a 8 horas de lunes a viernes y todas las horas del día de fines de semana y festivos nacionales no sustituibles.

Tanto en el término de energía como en el de potencia, el precio desciende con el periodo, es decir, el P1 o Punta es el periodo más caro, y el periodo P3 o Valle es el más barato.

A nivel de hogares, esta nueva medida afectará a todos los consumidores, pero en especial a los que tengan la modalidad de precio regulado, mercado regulado, a los que se les aplicarán los nuevos periodos de discriminación horaria en los precios de la electricidad. Los nuevos precios aparecerán reflejados en la factura de la luz. Y si el consumidor tiene la modalidad de precio libre debe consultar a la compañía.

Con esta nueva legislación, aumenta la importancia del control del encendido y apagado de equipos en franjas horarias y de programar acciones como el encendido de la lavadora, el termo eléctrico, la climatización, e incluso la carga del vehículo eléctrico por la noche y en fines de semana. La programación permitirá bajar la potencia contratada por el día y obtener grandes ahorros en energía y en potencia.

En los suministros de más de 15 kW característicos de pymes, regantes, hoteles, hospitales e industrias, esta nueva normativa supone cambios importantes en los periodos tarifarios, fórmulas de cálculo de la potencia facturada, nuevas penalizaciones como la capacitiva y el aumento de los costes en las penalizaciones de potencia.

Cobra especial protagonismo para industrias, pymes y en general cualquier suministro de más de 15kW de potencia contratada, evitar los excesos de potencia, ya que el coste de los mismos se incrementa con la nueva normativa en algunos periodos hasta un 600%, pudiendo hacer que la factura eléctrica se incremente hasta en un 39%.

En situaciones como esta son fundamentales sistemas para la telemedida del contador fiscal y herramientas de control energético, que permiten tener un conocimiento en tiempo real del consumo energético y disponer de aplicaciones para saber la potencia óptima a contratar por periodo. Este tipo de herramientas permiten además visualizar de forma gráfica cómo es el perfil de consumo, programar alertas e informes y recibir recomendaciones de optimización energética.

Los contadores inteligentes y la telemedida permiten tener la información del consumo eléctrico en tiempo real, analizar la causa de los picos de potencia, evitar las penalizaciones y conocer el beneficio económico que aportaría la implantación de sistemas de gestión energética o de una instalación fotovoltaica.

De igual modo, la telemedida permite detectar y alertar de manera automática de las variaciones anormales en el consumo y evitar penalizaciones de potencia, de reactiva inductiva o la nueva penalización de reactiva capacitiva.

Esta nueva tarifa brinda una oportunidad para aumentar la eficiencia energética de hogares y compañías, ajustar horarios y potencias para optimizar los consumos energéticos y lograr ahorros en unas ya lastradas economías por el Covid-19.