Más medidas y más certezas

Ellos son los principales líderes del sector y los que batallan cada día para sacar adelante sus empresas en este complicado contexto de pandemia. Por eso les hemos pedido que nos hagan una panorámica sobre el presente y perspectivas del sector en España. Y ellos han contestado.

Están al mando de las empresas turísticas con más peso en España. Y por eso, son los mejores expertos a los que se les puede preguntar sobre expectativas de recuperación y cuáles son las medidas que más urge adoptar. 19 empresarios nos han hecho un hueco en sus agendas para contestar tres preguntas -tan fáciles como complicadas-con las que nos podemos hacer una radiografía de la situación del sector turístico español.

Solo los más optimistas otean la recuperación en 2022. El Covid-19 y sus diferentes oleadas han arrastrado al sector hacia un nuevo modelo en el que las tendencias de antes son la realidad del presente y sobre todo, con oportunidades para mejorar. Pero para atravesar el desierto, hacen falta medidas muy necesarias que tardan en llegar. Spoiler: la receta de los que más saben está aquí, solo falta que se les escuche. Y que se actúe.

1. ¿Cuándo se recuperará el turismo en España a los niveles pre-Covid?
2. ¿Cómo cambiará esta crisis el modelo turístico en España?
3. ¿Qué medidas urgen adoptar al Gobierno y al resto de Administraciones?

MELIÁ HOTELS INTERNATIONAL
Gabriel Escarrer
Vicepresidente ejecutivo y consejero delegado

1. El consenso del sector y el mundo económico señala que la demanda turística no volverá a niveles de 2019 hasta el año 2023 o 2024. Dicho esto, nosotros confiamos en que lo peor haya pasado y en que a partir de la Semana Santa de 2021 se produzca el punto de inflexión y volvamos a remontar a niveles positivos y empecemos a crecer, de manera paulatina.

2. A nivel global se ha producido un cambio en la forma de viajar, priorizando un modelo de turismo más consciente, sostenible, seguro, y desde luego, digital. A nivel de España, queremos, y debemos, aprovechar esta terrible crisis para “reinventar” nuestro modelo turístico, manteniendo nuestras fortalezas competitivas, pero construyendo un modelo más sostenible, digital, y rentable -social y económicamente-. Desde Exceltur, hemos presentado nuestro Plan Estratégico “Renacer Turismo”, que contiene tanto las medidas de “rescate” y supervivencia a corto plazo para salir de la crisis, como las grandes apuestas estratégicas que debemos afrontar para consolidar un modelo más justo, responsable, y competitivo.

3. En el turismo, el Covid-19 es una crisis de dimensiones y de efectos globales; por ello, lo primero que hemos demandado desde el sector (OMT, WTTC; Exceltur, etc.) es un esfuerzo de coordinación legislativa, administrativa y sanitaria a los distintos Gobiernos, que permita establecer estándares y criterios comunes con los llamados “semáforos Covid”, etc., para que se puedan abrir las fronteras a un turismo seguro, establecer corredores turísticos entre los mercados y destinos seguros, etc.

A nivel nacional, lo que desde Exceltur hemos demandado -y continuamos demandando- de las Administraciones en esta crisis es: a) una batería de medidas de Salvamento -escudo de liquidez, ERTE, preservación del empleo, apoyos legislativos para la renegociación de alquileres, exenciones y rebajas fiscales, y medidas de estímulo de la demanda nacional, básicamente-; b) reflexión y colaboración público-privada para aprovechar el impulso que nos darán los Fondos de Reconstrucción Europeos; c) y un esfuerzo de coordinación inter-administrativa en España para la gestión de esta crisis, así como de comunicación y diplomacia, para ofrecer una imagen de seguridad y coherencia.

AMADEUS
Luis Maroto
Consejero delegado

1. La industria del viaje está llamada a volver a ser el motor de nuestra economía. No sabemos cuándo se recuperará, y vamos a tardar varios años en volver a la situación de 2019, pero no tenemos duda de que volveremos a viajar. La industria del viaje se ha caracterizado siempre por su resiliencia. Hemos superado crisis anteriores y saldremos también de esta. Y, si trabajamos juntos y colaboramos como industria, podremos salir incluso más fuertes.

2. Esta crisis traerá nuevos modelos de negocio. Se acelerarán tendencias que hemos visto antes, tales como la adopción de la tecnología biométrica, los sistemas touchless y una mayor personalización para adaptarse al nuevo mundo, donde los viajeros serán aún más exigentes. Los viajes volverán tarde o temprano. Son intrínsecos al ser humano. Eso sí, las compañías del sector tendremos que proporcionar a los viajeros un servicio integral, con más flexibilidad, más personalización y más capacidades para adaptarse. La tecnología va a ser clave en esa transformación. En ese sentido, es probable que los canales online, al menos a corto plazo, ganen la preferencia de los viajeros. Pero la industria del viaje ya había adoptado la digitalización desde el principio, lo que les ayudará a recuperarse y adaptarse a las nuevas necesidades y regulaciones por la pandemia.

3. Esta pandemia y sus dramáticas consecuencias nos han puesto a todos a prueba. Es comprensible que las autoridades e instituciones estén tomando decisiones a corto plazo para mitigar y contener la pandemia, pero también debemos considerar los efectos a largo plazo y abordarlos en la medida de lo posible. En lo que respecta a los viajes, hasta que se controle la emergencia sanitaria, será difícil hablar de recuperación. Pero hay ciertas medidas y políticas que los gobiernos pueden tomar, y algunas se están tomando ya, para facilitar los viajes y contribuir a la confianza de los viajeros. Por ejemplo, necesitamos normas higiénicas y sanitarias claras que todos los proveedores de viajes puedan adoptar. Esto ayudará a aliviar gran parte de las preocupaciones e incertidumbres. Necesitamos corredores seguros entre los países para que podamos facilitar los viajes y el comercio entre ellos. Las cuarentenas son perjudiciales. Con normas sanitarias claras, los países podrían no necesitar cuarentenas y podríamos ver un aumento en los volúmenes de tráfico.

RYANAIR
Eddie Wilson
Consejero delegado

1. La principal dificultad será la disponibilidad de capacidad de las aerolíneas. La industria de la aviación será mucho más pequeña por lo que la recuperación del turismo dependerá en gran medida de la habilidad de cada país para atraer esa capacidad de las aerolíneas. Los aeropuertos y las aerolíneas serán probablemente el lugar más seguro del planeta donde se congrega la gente. El funcionamiento de las aerolíneas que resistan será el principal problema al que se enfrentará el turismo. Esperamos ver un rebote como resultado de la demanda contenida en el verano de 2021, especialmente, ahora que se ha anunciado una vacuna. Sin embargo, los precios tardarán varios años en volver a los niveles de 2019, estimamos que será en algún momento durante 2023/2024.

2. Con la gran incertidumbre actual, el principal cambio en los últimos meses es que los viajeros reservan más tarde y más cerca de sus fechas de salida. Esto va a tener un efecto en cadena en el modelo de los operadores turísticos. Como aerolínea independiente, siempre hemos creído que los viajeros independientes son mucho más beneficiosos para la economía local debido a que cada euro que gastan se queda ahí, en las economías locales. Creemos que los gobiernos regionales están bien posicionados para tener incentivos que permitan el crecimiento del turismo. España cuenta con una fuerte infraestructura en cuanto a la extensión geográfica de los aeropuertos en todo el país, y en el caso de Ryanair, nuestras bajas tarifas y nuestra fuerte posición financiera, aseguran que estamos en la mejor posición para cumplir nuestra promesa de traer turistas independientes de alto gasto, especialmente para apoyar a las economías locales.

3. Las aerolíneas deberían poder valerse por sí mismas y que si va a haber alguna ayuda estatal -especialmente en una industria que está pasando por una crisis- debería estar disponible para todas las aerolíneas en los mismos términos. Una forma ideal de lograrlo es que el Gobierno ponga en marcha una rebaja de las tasas aeroportuarias que recompense a las aerolíneas que entreguen el mayor número de pasajeros. Esto tiene un buen sentido económico para el Gobierno español porque la rebaja está directamente relacionada con el aumento de tráfico; ese aumento de tráfico luego gasta dinero dentro de España, lo que consecuentemente impulsará el empleo y la vuelta de turistas.

RENFE
Isaías Táboas
Presidente

1. Resulta todavía muy aventurado anticipar recuperaciones en los diferentes sectores. En el consumo y en Turismo se estima una recuperación parcial a partir de finales de 2022, pero todo depende de la evolución de la pandemia.

En Renfe la principal medida que estamos abordando es adecuar la oferta a la demanda real, de manera que la empresa no incurra en pérdidas adicionales por un exceso de producción. Además, hemos establecido una serie de nuevos protocolos y medidas que garanticen a los viajeros un espacio seguro, antes, durante y después del viaje.

2. España es una potencia mundial en turismo. Las condiciones de base para este sector en nuestro país se mantienen intactas. Una vez que estemos en condiciones de derrotar al virus, volveremos a recuperar nuestra actividad. No será exactamente igual, porque algunas cosas van a cambiar, pero en esencia creo que mantendremos el modelo que conocemos.

De esta situación saldremos y nuestro objetivo es hacerlo en las mejores condiciones. Nosotros vamos a incrementar nuestras alianzas y acuerdos de colaboración para que el peso de los turistas en el mix de viajeros sea superior.

3. El Gobierno trabaja para garantizar que la pandemia no colapse el sistema sanitario y la economía. Lo principal es la salud de las personas. Al mismo tiempo, se trabaja en facilitar ayudas directas y administrativas a las empresas de los sectores más afectados. Los fondos de recuperación que se han acordado en el seno de la UE tienen que servir de estímulo para que las empresas mantengan su viabilidad y permitan mantener y crear empleo.

En nuestro caso el plan de inversiones en nuevo material para los servicios públicos representa la creación de más de 50.000 empleos en la industria.

NH HOTEL GROUP
Ramón Aragonés
Consejero delegado

1. Dependerá de cuándo se generalice la vacuna frente al Covid y se instale la nueva normalidad. Una visión realista hablaría de comienzos de 2023, si bien hay una demanda latente muy sólida. La mayoría de los ciudadanos piensa que solo dejará atrás la pandemia cuando vuelva a viajar con normalidad, así que confiamos en que la reactivación pueda ir mejor de lo esperado.

2. Es un tópico referirse a las crisis como oportunidades, pero en el caso del turismo sigue siendo así. De cara al futuro, la crisis debería permitirnos multiplicar el reconocimiento social del turismo, su papel clave en la cohesión de nuestro país y para una recuperación económica sostenible. Deberíamos modernizar el modelo, en especial avanzar en la digitalización, en la creación de ofertas urbanas diferenciales y no masivas y en la fidelización de aquellos perfiles de turistas más rentables y deseables localmente para ciudadanos y empresarios.

Volveremos a la figura del viajero clásico, más selectivo y deseoso de implicarse con la vida y las peculiaridades de su destino. Le interesarán más los destinos urbanos, con experiencias a la carta, mejor atención y un sentido más personalizado de cada estancia en un hotel.

3. Desde las instituciones europeas ya se ha animado a España a vertebrar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia desde el turismo. Resulta necesaria una respuesta sectorial coordinada. Es preciso garantizar la supervivencia del tejido empresarial, para evitar que el impacto económico prolongado en el tiempo conlleve la desaparición de una parte del mismo y por tanto una pérdida significativa de empleo y de la cualificación de nuestra oferta.

Aunque la crisis sanitaria ha planteado muchas incógnitas sobre el futuro del turismo, las empresas con solidez financiera, rápida capacidad de adaptación tecnológica y fuerte orientación al cliente tendrán mayores opciones de resistir y ser más competitivas en el futuro.

EDREAMS ODIGEO
Dana Dunne
Consejero delegado

1. Si bien no podemos predecir el factor temporal, sí podemos resaltar la cuestión de fondo: la certeza de que la gente seguirá viajando siempre, porque viajar es algo intrínseco al ser humano. Como hemos visto en otros períodos anteriores, la gente conserva intactas sus ganas de viajar a pesar de que se produzcan etapas de crisis, ya sean geopolíticas, financieras o de salud. Esta ocasión no será diferente, como vimos el pasado verano cuando el mercado de viajes se recuperó en gran medida y de forma muy rápida. Tan pronto como haya una vacuna y más certidumbre para viajar, los patrones de viaje volverán a estabilizarse progresivamente. Esto nos permite ser optimistas, porque implica que, si bien viajar puede reinventarse, nunca dejará de ser una opción.

2. Creemos que la pandemia acelerará la transición del offline al online, así como la digitalización de la industria turística. Nosotros ya capitalizábamos ese movimiento acelerador en el ecosistema empresarial europeo y, como la agencia de viajes online más grande de Europa, está en nuestros planes seguir liderando la transformación del sector. Estamos convencidos de que el canal móvil será uno de los grandes protagonistas, especialmente en un momento en el que se han extendido las reservas de última hora, así como la inteligencia artificial o la diversificación de servicios y productos, ya que son las vías para ofrecer la experiencia personalizada, flexible y completa que esperan los viajeros en el actual contexto. Nuestro programa de suscripción eDreams Prime, único en la industria, responde perfectamente a este nuevo paradigma.

3. En el corto plazo, es importante proteger los derechos de los consumidores cuyos planes de viaje se han visto afectados por la pandemia. Abogamos por que se tomen medidas para que las aerolíneas reembolsen a los viajeros los vuelos cancelados en tiempo y forma, ya que se están produciendo retrasos inaceptables. Por otro lado, creemos que es necesaria una salida de la crisis informada y basada en datos, ya que es lo que permitirá diseñar estrategias de recuperación que respondan en tiempo real a las necesidades del sector. En nuestro caso, ya colaboramos con multitud de administraciones de todo el mundo ofreciendo nuestros análisis y predicciones sobre el sector y la demanda de viajes que generamos por inteligencia artificial. La cooperación de las instituciones públicas con empresas de carácter privado, puede ser clave.

GRUPO IBEROSTAR
Sabina Fluxá
Vicepresidenta y consejera delegada

1. Pensamos que no será antes del 2022-2023, cuando la actividad resurgirá a niveles similares a los que manteníamos antes del Covid-19. La conectividad es básica para el sector turístico; el sector aéreo estima su recuperación en 2024. La pandemia económica y la pandemia sanitaria marcarán el ritmo de la recuperación. Pero al menos necesitaremos dos años para poder situarnos en el posicionamiento pre-Covid.

2. La esencia de los viajes en el segmento vacacional no se verá tan alterada. Hemos analizado el sentimiento, y la inquietud y la necesidad de descansar, desconectar, vivir nuevas experiencias y conocer nuevas culturas, sigue muy presente. Pero esta crisis sin duda alguna acelera tendencias en la industria del turismo y los viajes que ya veníamos observando como son la digitalización; una alimentación más consciente -con menos consumo de carne y más proteína vegetal, alimentación más saludable, producción y consumo local, etc.-; el bienestar, vinculado con la seguridad y la salud; y la preocupación por el cambio climático y la sostenibilidad.

De hecho, la unión salud y medioambiente es uno de los aprendizajes de la crisis. Tengo muy claro que son aspectos que van a perdurar. En Iberostar llevamos bastantes años trabajándolo y avanzando, creemos que no hay otro camino. Las empresas que no tengan propósito no van a sobrevivir. El propósito va a ser la palanca de cambio, las empresas van a tener que demostrar su compromiso con las personas, el medioambiente y las comunidades en las que operan.

3. Lo más urgente son los acuerdos transnacionales. Es necesario, diría que imprescindible, poder convivir con el virus. Ello apela a la responsabilidad de todos, a que seamos capaces de mantener las medidas de distancia social y de seguridad necesarias para evitar el riesgo del contagio. Por ello, los países deben dialogar y establecer marcos de trabajo seguros que permitan a las personas poderse desplazar entre países respetando las normas universales de prevención. Hoy es difícil, la movilidad vuelve a estar restringida, pero la responsabilidad es clave para que la movilidad se recupere y podamos avanzar económicamente a pesar del virus.

RIU HOTELS & RESORTS
Luis Riu
Consejero delegado

1. Esta es una pregunta muy difícil de responder. La situación sigue siendo muy volátil y seguimos tomando las decisiones a muy corto plazo. La incidencia de la pandemia en los destinos donde estamos presentes y en los principales mercados de origen nos obliga a adaptarnos constantemente a las decisiones que toman las autoridades para controlar la situación epidemiológica. La recuperación real llegará a partir de que se consiga la cura o vacuna, y que estas puedan llegar a una parte significativa de la población.

2. El modelo turístico de España es robusto y ha demostrado su capacidad de adaptación por lo que no prevemos un gran cambio. Han cambiado el orden de las prioridades a la hora de escoger destino y producto. Por ejemplo, la seguridad sanitaria y otras cuestiones como la buena conectividad estarán a la cabeza, lo que en nuestro caso serán fortalezas.

Pero estamos convencidos de la recuperación. La demanda sigue latente, solo a la espera de que se pueda volver a viajar. La prueba nos la dio el Plan Piloto este verano o la renovada demanda a Canarias desde que se han eliminado las restricciones desde Reino Unido y Alemania.

3. Más que medidas concretas, lo que pedimos al Gobierno es que, a la hora de tomar decisiones, sean conscientes del peso en la economía que tiene el turismo y toda la oferta complementaria, lo que incluye restauración, espectáculos, discotecas, eventos culturales, etc.

La protección de los ERTE ha sido esencial para evitar una crisis social enorme, sobre todo en las comunidades más dependientes del turismo. En zonas como Baleares o Andalucía, con una marcada estacionalidad, el invierno se presenta muy muy duro.

BARCELÓ HOTEL GROUP
Raúl González
Consejero delegado para EMEA (Europa, Oriente Medio y África)

1. Dependerá de cómo evolucione la pandemia y las restricciones a la movilidad. De momento, va a ser un invierno duro y complicado, pero estamos convencidos de que cuando sea posible la gente va a seguir viajando y va a querer recuperar el tiempo perdido. En cuanto a los niveles pre-Covid, aunque soy optimista, mi vaticinio apunta cada vez más a 2024.

2. Nos volveremos más seguros con nuevos hábitos en cuanto a limpieza y seguridad; muchos de esos protocolos que hemos venido implantando se mantendrán. También se avanzará más en una tendencia que ya estaba activa, la de la digitalización, con una gran presencia de la inteligencia artificial que nos ayudará a trabajar mejor y ser más eficientes.

3. Para reactivar la demanda, es básico desbloquear las limitaciones de movilidad y facilitar los protocolos de detección (PCR) para reducir al máximo los contagios. El papel de las autoridades en el aspecto económico es clave por lo habría que extender los bonos turísticos que ya han puesto en marcha tímidamente algunas regiones y lanzar un “plan renove” de modernización de activos. Son fundamentales las ayudas al empleo y desempleo, que ya se han demostrado exitosas en otros países, además de la reducción o exención de impuestos y tasas mientras no haya actividad. Es el caso de países europeos como Austria, Alemania, o República Checa, quienes están compensando a las empresas que están obligadas a cerrar sus negocios por los confinamientos, aportándoles en efectivo entre el 70% y el 80% de los ingresos que tuvieron el año anterior durante el período que se ven afectados. Por último, en este momento, la colaboración público-privada es más importante que nunca porque cada una aporta su visión, en base a su experiencia, y se comparten criterios valiosos.

PALLADIUM HOTEL GROUP
Jesús Sobrino
Consejero delegado

1. Considero que se recuperará a diferentes velocidades el turismo vacacional y el urbano, incluso por destinos si me apuras, pero por dar una respuesta más concisa, me decanto por que se recuperará a niveles pre-Covid durante el 2023.

2. Ya había intención de transformación, pero la crisis actual nos está forzando a cambiar de forma mucho más acelerada para subsistir.

Por ejemplo, en ámbitos como la digitalización de la industria y tecnología en general aplicada a toda la cadena de valor; la diversificación de los mercados emisores; la ampliación de la oferta turística ganando peso otros segmentos diferentes al vacacional o sol y playa, que se encuentran ya masificados, con más desarrollo del turismo eco, turismo de interior, etc.; la migración a un modelo más sostenible -medioambiental, social...- y la modernización de muchos destinos turísticos que permita elevar el nivel del turista, es decir, que vengan menos turistas, pero con mayor poder adquisitivo.

3. Es fundamental la coordinación entre Gobierno central y autonómico, sin importar el color del partido que gobierne. Bajo mi punto de vista, la gestión de la crisis ha sido pésima, en gran medida, por la falta de coordinación en la que ha primado la agenda política sobre la sanitaria.

Igualmente, ha faltado labor desde el Ministerio de Asuntos Exteriores para atar rápidamente corredores seguros con los principales mercados emisores hacia España, estableciendo protocolos, criterios y medidas con sentido común y fundamento científico que permitan la movilidad entre algunas ciudades de ambos países según su situación sanitaria.

GRUPO HOTUSA
Amancio López Seijas
Presidente

1. Esperemos que en un periodo de dos o tres años podamos alcanzar niveles similares a los que nos encontrábamos con anterioridad a la pandemia.

2. Creo que no habrá modificaciones en lo esencial pero sí acelerará los cambios que estaban ya en marcha, sobre todo en los ámbitos de digitalización, big data e inteligencia artificial.

3. Es importante que se mantengan los Ertes (Expedientes de Regulación de Empleo Temporal), que pueda aplicarse temporalmente el IVA superreducido y aplazarse el pago de impuestos, que se continúen facilitando líneas de liquidez a medio y largo plazo y que, a través de la colaboración púbico-privada, se destine una partida importante de los fondos europeos asignados para avanzar en la transformación digital y la sostenibilidad.

GRUPO INVERSOR HESPERIA
Jordi Ferrer
Consejero delegado

1. No anticipamos una recuperación de los niveles pre-pandemia antes de un año y medio como pronto puesto que la evolución del coronavirus ha debilitado las expectativas empresariales de reactivación de la inversión. El anuncio de nuevas medidas restrictivas en España y en Europa y las severas limitaciones a la movilidad hacen prever una recuperación más lenta. Ésta puede serlo incluso más si no cambian ya las dinámicas preventivas de control y rastreo y se dota al sistema sanitario de más recursos. En ese caso podríamos desplazar la recuperación hasta 2024 o entrado ya el 2025. Con todo, anuncios como el que acaba de hacer Pfizer sobre sus avances en la vacuna arrojan cierta esperanza.

2. Algunas áreas como el turismo de negocios y los congresos y convenciones pueden verse más afectadas a más a largo plazo, mientras que el turismo vacacional con productos “seguros” y de mayor calidad podría notar la recuperación a medio plazo.

La crisis también va a llevar a los hoteleros a reforzar las capacidades de comercialización, el modelo comercial y la cadena de valor pueden cambiar sustancialmente en la parte de ventas, canales y distribución.

3. Lo primero es permitir que los negocios puedan abrir. Si no cambiamos esta dinámica en el corto plazo, la industria dejará de existir tal y como la conocemos. Los negocios hoteleros y turísticos requieren ayudas directas, y rebajas y aplazamientos en sus impuestos. Los ERTE no van a ser suficientes. No es lógico que un hotel que tiene que estar cerrado por imperativo legal, o porque no hay demanda debido a las restricciones que los gobiernos han dictado con mejor o peor criterio, tenga que seguir pagando los impuestos previstos en condiciones normales. El Gobierno tendrá que apostar definitivamente por esta industria actuando en todos los frentes: promoción y accesibilidad segura desde mercados internacionales en aeropuertos, regulación laboral flexible para garantizar el empleo a largo plazo, niveles impositivos menores, mayores moratorias hipotecarias y de préstamos, regulación clara en los alquileres que permita una reducción mientras dure la crisis, y ayudas directas a las empresas. Hace falta un impulso al sector sin debates de modelo productivo. Ahora no es el momento si lo que queremos es salvar el turismo.

EUROPCAR MOBILITY GROUP
Tobias Zisik
Director general España

1. Nos movemos en una gran incertidumbre; no sabemos cómo va a evolucionar la pandemia, por lo que es difícil hacer predicciones.

Hay noticias positivas, como la apertura de corredores turísticos en Canarias para turistas británicos y alemanes, pero las pérdidas del rent a car para este año superarán el 60% respecto a 2019. Todo depende de la vacuna y las acciones de los gobiernos, pero esperamos que la reactivación comience en 2021 y se afiance en 2022.

2. La crisis está acelerando algo que ya venía cogiendo mucha fuerza en el sector de la movilidad: la digitalización. En Europcar Mobility Group llevamos tiempo desarrollando iniciativas en esa línea para anticiparnos al futuro del sector. Por ejemplo, para 2023 toda nuestra flota estará conectada, con lo que tendremos acceso remoto a nuestros coches para mejorar la experiencia del turista.

Dentro de esa revolución tecnológica está también la llave digital, que ya usamos en nuestra marca de carsharing Ubeeqo, y los dispensadores automáticos, como los que tenemos con Goldcar, para recoger la llave en menos de un minuto y sin contacto. En definitiva, el futuro de la movilidad turística se encamina a un viaje digital, desde la reserva a la devolución: seguro, digital y contactless.

3. Pedimos un apoyo decidido para un sector, el rent a car, con mucho peso en la economía: solo las cinco compañías más grandes aportamos al PIB 4.672 millones y más de 25.5000 empleos directos e indirectos.

Seremos importantes en la recuperación del turismo, pero necesitamos apoyo: reclamamos tributar con el IVA reducido del sector. Mientras el transporte de viajeros, los alojamientos y la restauración tributan con un IVA del 10%, el rent a car -en el que siete de cada diez alquileres son turísticos-- lo hace bajo el régimen general del 21%. No es lógico ni sostenible.

COSTA CRUCEROS
Luigi Stefanelli
Director general para España y Portugal

1. Actualmente, nos encontramos ante una situación sin precedentes en la que resulta mucho más complicado prever la evolución a corto plazo de una de las industrias más afectadas por esta pandemia. Esta segunda ola del Covid está azotando a Europa y los países están volviendo a implantar restricciones de viaje para limitar la movilidad de sus ciudadanos intentando contener su impacto. Costa Cruceros está en continuo contacto con todas las autoridades pertinentes de los países donde operamos para volver a operar lo antes posible, y siempre respetando los estándares de seguridad.

2. Si algo ha despertado en nuestra sociedad, es un mayor nivel de concienciación sobre cuestiones básicas como la salud y la sostenibilidad. Creemos que esta crisis acelerará una tendencia que el modelo turístico ya había puesto sobre la mesa: dirigirse hacia un modelo más sostenible. En Costa hemos sido pioneros en cuanto a la sostenibilidad medioambiental, por ejemplo alcanzando en 2019 un 40% de descarbonización frente a 2008, o siendo los primeros en apostar por el Gas Natural Licuado, para reducir muy considerablemente las emisiones. Nunca tanta gente ha tenido tantas ganas de viajar, pero ahora se priorizará hacerlo de manera aún más responsable.Además, otro efecto en el modelo de distribución es que la especialización por parte de los agentes de viaje se hace más necesaria que nunca, ya que la demanda ha girado hacia vacaciones 100% seguras. Que las agencias puedan ofrecer producto vacacional seguro y contrastado, y con márgenes para la agencia, es ahora imprescindible. Habrá cada vez menos espacio para labores de consulta sin margen.

3. Creemos que la colaboración público-privada es fundamental para la reactivación del turismo en España. Nuestra compañía en Italia ha trabajado junto con las autoridades nacionales para conseguir la reactivación de una industria altamente afectada por el Covid-19 y creemos que han establecido un modelo a seguir. Hemos establecido, también para España, protocolos y medidas de seguridad exhaustivas que garantizan la total seguridad de los ciudadanos a la par que permiten recuperar la actividad a compañías como Costa. Seguimos trabajando con las autoridades nacionales, regionales y locales, también junto con CLIA, para retomar las operaciones cuando sea el momento más propicio.

EUROP ASSISTANCE
Juan Carlos Guzmán
Consejero delegado Iberia & Latam

1. El Covid-19 ha provocado la mayor crisis de la historia en el sector turístico y todas las estimaciones indican que hasta 2022, no lograremos recuperar los niveles pre-Covid-19. Sin una vacuna, es imposible predecir cuándo comenzará a recuperarse el sector turístico y la economía en general.

2. España ha sido uno de los países más afectados por el coronavirus y ya hemos podido observar cómo ha cambiado el modelo turístico en España, más nacional, breve y concienciado. Según los datos del INE, está modificando la forma de viajar: los desplazamientos han sido un 30,5% más largos, pero los viajes han sido más cortos, con una duración media de cuatro días. La pandemia ha provocado un cambio en el comportamiento de los viajeros, debido a la percepción de riesgo y a la incertidumbre. El turismo rural e interior, probablemente incremente debido a la necesidad de evitar las masificaciones. Y la economía colaborativa tendrá su punto álgido. Mientras que el sector turístico se enfrenta a una incertidumbre absoluta, en lo referente a la asistencia, la gente está más concienciada que nunca a viajar con seguro de asistencia en viaje incluso en ámbitos locales.

3. El sector turístico representa, aproximadamente, el 12% del PIB de España, por lo que, es de vital importancia dotar inmediatamente de ayudas económicas al sector. Existirá un antes y un después de la vacuna del Covid-19, tenemos que lograr que en el proceso la gente pueda viajar con tranquilidad, es por ello que se deben reforzar los protocolos que buscan generar confianza para así reactivar el sector turístico. Medidas como test en los principales aeropuertos de entrada al país, mandan un mensaje alentador a turistas y residentes.

En definitiva, el Sector Turístico necesita para sobrevivir a esta situación un plan de salvamento a corto plazo, que debe comenzar por garantizar la movilidad internacional con pruebas a la entrada y salida en los principales nodos de transporte. Seguidamente introducir un sistema de incentivos -bonos o fórmulas equivalentes- que estimulen la demanda doméstica y simultáneamente reducir el IVA del Sector Turístico al 5% / 7% hasta finales del año 2021 tal y como lo han reducido ya nuestros principales competidores.

VINCCI HOTELES
Carlos Calero
Director general

1. Por desgracia creo que tardaremos mucho tiempo en volver a los niveles pre-Covid-19, esta crisis está siendo muy dura y todavía no vemos el final del túnel. Por otro lado, también creo que tenemos que ser positivos, España siempre ha demostrado una gran capacidad para atraer de nuevo a visitantes, aunque los niveles de precios medios que teníamos antes de la crisis van a tardar en recuperarse. Confiemos en que antes de la Semana Santa del 2021 podamos empezar a tener una visibilidad de futuro y a partir de ahí empezaremos a construir lo que va a ser un largo camino.

2. La crisis actual indudablemente ha cambiado nuestra forma de viajar en un contexto en el que la confianza y la seguridad, tienen más relevancia que nunca a la hora de elegir destino. Previsiblemente algunas de las medidas y servicios que se han reforzado o han evolucionado como consecuencia de la pandemia, han llegado para quedarse. Por ejemplo, ya veníamos notando un cambio de tendencia a la hora de contratar los viajes, donde la información, rapidez y comodidad se estaban imponiendo. Creo que después de esta crisis se van a intensificar todos estos factores, sobre todo, al principio se va reducir todo aquello que implique contacto físico. Todo ello, implicará una mayor automatización y agilización de todos nuestros procesos.

3. Las medidas que más urgen hoy por hoy son ayudas directas a corto/medio plazo. Serían necesarias aquellas que ayuden a incentivar el consumo, como puede ser por ejemplo la bajada del IVA. Serán muy importantes los estímulos económicos que ayuden a todos los sectores a volver poco a poco a la situación anterior al Covid-19. Debemos tener presente que esto no es una crisis sectorial o una crisis producida por una corrección de mercado en un sector en concreto, se trata de una crisis global que necesita soluciones globales.

CATALONIA HOTELS & RESORTS
Félix Navas
Director general

1. Las previsiones sobre una posible recuperación son imprevisibles. Desconocemos por completo la evolución de la pandemia, ahora con la llegada de la segunda ola, nos encontramos otra vez en una situación parecida a la de marzo con la excepción de que ahora podemos tener algunos hoteles abiertos. Creemos que tardaremos entre 18 meses y tres años en volver a los resultados de antes del Covid-19. El futuro del sector estará más o menos afectado en función de los avances y decisiones que se tomen respecto a la vacuna.

2. Hasta que no se supere esta crisis, no podremos ver con exactitud los cambios que vamos a vivir en el sector. Pero sí es cierto que, en este caso, ya se pueden empezar a identificar algunos aspectos que pueden experimentar cambios: digitalización, énfasis en las medidas higiénicas, mayor seguridad, penetración del comercio online, reservas a corto plazo. Todos estos aspectos, han surgido a raíz de la pandemia. Con el paso del tiempo irán apareciendo más cambios que transformarán el modelo turístico.

3. Para que los daños al sector no sean irreversibles es importante que se tomen medidas. Hay una serie de factores que podrían apoyar la recuperación del sector después de la crisis: medidas fiscales, fortaleza financiera, mayor eficiencia de costes e innovación, protección de los trabajadores, etc.

Se pueden tomar muchas medidas, creación de corredores turísticos, concretar protocolos para garantizar las medidas sanitarias, aplazamiento de impuestos, carencias en préstamos hipotecarios, bonos de vacaciones, prolongar los ERTE, etc. Se pueden tomar muchas medias con el fin de ayudar el sector. Urge que se lleven a cabo lo antes posible.

CWT
Rafael Sueiro
Director para España y director financiero (CFO)

1. Sigue siendo muy difícil predecir cuando el turismo se recuperará totalmente. Hemos pasado de una recuperación lenta pero gradual a una nueva paralización por la segunda ola y por último a la euforia colectiva por el reciente anuncio de que la vacuna ya está disponible. Si bien esta última noticia es realmente esperanzadora, los dos mayores retos que tenemos son, por un lado, la producción y distribución de la vacuna, y por otro el carácter global del virus Covid-19, que no diferencia entre países. A esta situación de incertidumbre hay que añadir el miedo generado y la mayor preocupación por la salud que tanto las personas como las empresas tienen, por lo que pensamos que el proceso de recuperación será más lento de lo esperado y desde luego no durante 2021.

2. Esta crisis va a poner a prueba a muchas empresas y a acelerar la digitalización de estas, siendo una oportunidad para aquellas con una sólida posición financiera como es el caso de CWT -que lanzó su estrategia para digitalizar y simplificar los viajes de negocios en 2017-, pero una dificultad añadida para los que no lo consideraban importante, lo que pondrá en riesgo su supervivencia a corto plazo. Adicionalmente esta pandemia nos ha ayudado a entender que las cosas se pueden de hacer de otra manera, lo que ya está afectando a la estructura de las empresas turísticas, pero también hemos podido recordar que los seres humanos somos animales sociales y necesitamos vernos, relacionarnos y viajar, por lo que estamos seguros de que una vez nos recuperemos, acabaremos viajando incluso más que antes.

3. Para una industria como la turística que representa aproximadamente un 15% del PIB en España y que es de las más impactadas por la pandemia, se necesitan ayudas específicas que permitan a las empresas gestionar el corto plazo, pero sin comprometer el futuro. Adicionalmente los gobiernos deben esforzarse para crear protocolos estándar internacionales que permitan incentivar el movimiento de personas mediante corredores seguros para turistas y viajeros de negocios. Desde un punto de vista local, además de todas las medidas de protección ya conocidas -mascarillas, distancia social, aforos reducidos, etc.-, creemos que una buena y realista campaña de concienciación de la población es fundamental para fomentar la responsabilidad individual.

CABIFY
Mariano Silveyra
Vicepresidente de Asuntos Públicos

1. La situación de incertidumbre dificulta que podamos aventurarnos a dar una cifra concreta. Lo que está claro es que debemos aprender a convivir con el virus, adaptando nuestro día a día a las limitaciones y recomendaciones, como es el distanciamiento social y las medidas de higiene y limpieza.

2. España ha sido, es y será una potencia turística y un ejemplo de infraestructuras y seguridad para las personas que visiten el país. La transformación del modelo dependerá de factores externos, como la efectividad de una posible vacuna, y de factores internos, propios de España, provocados por el contexto económico. En el ámbito urbano, que es donde Cabify está presente, en las ciudades, hay auténticas maravillas que los turistas querrán seguir visitando y disfrutando, como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, entre muchas otras.

3. Creemos que es necesario que se centren en dos aspectos fundamentales, el primero basado en ayudas directas al sector del transporte como uno de los grandes afectados por las restricciones de movilidad; y el segundo, que particularmente afecta al sector del transporte discrecional -taxis y VTC- que exista suficiente seguridad y estabilidad jurídica para fomentar las inversiones necesarias en innovación y sobre todo electrificación.