Un golpe global
que borrará mas del 3% del PIB mundial

El turismo enfrenta con la pandemia del Covid-19 la que ya es unánimente considerada la peor crisis para el sector desde la Segunda Guerra Mundial. Su magnitud es global y amenaza con borrar 2,7 billones de dólares del Producto Interior Bruto (PIB) mundial y más de 100 millones de puesto de trabajo, según las estimaciones del World Travel and Tourism Council (WTTC). Estas cifras representan más de la cuarta parte del PIB turístico anual, de 8,8 billones de dólares, y la tercera parte de los alrededor de 300 millones de empleos que genera este sector.

Un golpe letal para la economía mundial, puesto que la industria turística tiene un peso del 10,3% y aporta prácticamente uno de cada diez trabajadores. Europa, con una pérdida de 700.000 millones de dólares, y América del Norte, de 680.000 millones de dólares, serán las regiones más impactadas por la crisis del turismo.

España recibió un total de 2.018.323 turistas internacionales en marzo, mes en el que desde el día 14 se declaró el Estado de Alarma y se restringieron los movimientos de los ciudadanos. Una cifra que representa una histórica caída del 64,27% con respecto a los más de 5,6 millones de visitantes extranjeros registrados en el mismo mes de 2019. Son, por tanto, más de 3,6 millones de turistas internacionales menos. Entre enero y marzo, llegaron a España 10,58 millones de extranjeros, lo que implica un descenso del 25,6% respecto al pasado año.

La pérdida de turistas internacionales en marzo se tradujo, en términos de ingresos para el sector, en 3.820 millones de euros menos. En concreto, el gasto total de los turistas internacionales alcanzó los 2.214,9 millones, frente a los 6.035,1 millones del mismo mes de 2019, lo que representa una descenso del 63,3%. Una caída ligeramente inferior a la del número de llegadas por el incremento de la duración media del viaje, de 7,22 días (+1,8%) y del gasto medio, de 1.097 euros (+2,73%). Desde enero, el gasto se eleva a 11.708 millones, un 23,7% menos.

Las pernoctaciones en alojamientos turísticos extrahoteleros (apartamentos, campings, alojamientos de turismo rural y albergues) superaron los 2,4 millones en marzo, un 63,2% menos que en el mismo mes de 2019. Un descenso que equivale a 4,1 millones. Las pernoctaciones de residentes bajaron un 71,9% y las de no residentes un 59,6%. La estancia media fue de 7,4 pernoctaciones por viajero.Durante los tres primeros meses de 2020, las pernoctaciones descendieron un 21,4% respecto al mismo periodo del año anterior.