Meliá reafirma su apuesta por China

La cadena hotelera española proyecta abrir este año tres hoteles en el gigante asiático y otros tres hasta 2022, con lo que más que duplicará su capacidad actual y alcanzará las 2.700 habitaciones.

Meliá Hotels Group ratifica su apuesta por China, uno de los mercados donde el grupo español tiene el foco de crecimiento a nivel global. A pesar de la crisis por el Covid-19, originada precisamente en el gigante asiático, la compañía prevé mantener invariables sus planes de desarrollo en el país y trabaja para abrir entre dos y tres hoteles más este mismo año. Con ello, sumará ocho y para 2022 ya tiene firmados otros tres más, con lo que serán 11 en total.

Meliá proyecta inaugurar en 2020 el Gran Meliá Chengdu, ubicado en la capital de la provincia de Sichuan, en el sudoeste de China, y que contará con 270 habitaciones; el Gran Meliá Zhengzhou (388 habitaciones), en la capital de la provincia de Henan, al este del país, donde el grupo español ya está presente con otro establecimiento; y el Meliá Chongqing, al sudoeste de China, con 209 habitaciones. La intención de Meliá es abrir estos tres hoteles en 2020, si bien la evolución de la crisis por el coronavirus determinará los plazos definitivos. Para 2020, añadirá otros tres hoteles: el Meliá Xueye Lake, el Meliá Arxan y el Meliá Qinhan New Town. En total, los seis hoteles firmados y en proceso de apertura sumarán cerca de 1.500 habitaciones, lo que supondrá más que doblar las 1.200 que la cadena tiene hoy en China.

Meliá ya ha reabierto el último de sus cinco hoteles en China que se habían visto afectados por el coronavirus: Meliá Shanghai Hongqiao, Meliá Shanghai Parkside, Gran Meliá Xián, Innside Zhengzhou y Meliá Jinan. Por el momento, el tipo de cliente tienen estos hoteles de China es 100% nacional, dado que los viajes internacionales todavía no están permitidos, al tiempo que hay una clara tendencia a las reservas de último minuto. La reapertura se ha acometido bajo estrictas normas de seguridad e higiene, adoptándose los nuevos protocolos de la compañía, entre los que se incluyen medida de la temperatura corporal a todos los clientes a su llegada al hotel para identificación de posibles casos, cuestionarios preventivos y disposición de gel hidroalchólico y mascarillas; medidas de atención en la enfermería del hotel por el médico del hotel; y medidas específicas para poder proporcionar una cuarentena segura en el hotel a clientes que lo necesiten, entre otras.