Grimaldi renuncia a parte de su concesión en el Puerto de Barcelona

Grimaldi desatasca la operación de compra de la Terminal Ferry de Barcelona (TFB). El grupo italiano se compromete a renunciar y devolver a la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) una parte de su actual concesión, a facilitar el embarque directo desde la pasarela y el finger de su actual terminal a cualquier competidor que ocupe la superficie desinvertida. También deberá prestar servicios de estación marítima si no se construye una nueva en la superficie desinvertida y mantener las condiciones comerciales previas a la operación. La decisión se toma tras varios meses de análisis por parte de la CNMC, que abrió una investigación en profundidad tras detectar los riesgos para la competencia. El motivo: la operación llevaba a la concentración de las dos únicas terminales públicas de carga rodada y pasajeros del puerto de Barcelona en manos de una misma compañía.