Juan Antonio Delgado, director de RRII de Stadler: “Una oportunidad para impulsar la estrategia de movilidad de la Administración Española”

España puede aprovechar la declaración de 2021 como Año Europeo del Ferrocarril, para “impulsar la implementación de la estrategia formulada por la Administración Española”, y dar “el primer paso para sentar unas bases sólidas que permitan alcanzar los ambiciosos objetivos que ésta plantea”, según considera Juan Antonio Delgado, director de Relaciones Institucionales y Desarrollo Corporativo en España de Stadler.

Para Delgado, el evento de este año, no es sino uno más de los “años europeos”, que la UE lleva declarando desde 1983, y que tienen por objeto “sensibilizar sobre cuestiones específicas, estimular los debates y fomentar un replanteamiento”.

Un Año Europeo es, además, a su juicio, una fuente de fuertes señales políticas para las instituciones de la UE y los gobiernos de los países que la conforman. Además, supone la garantía de que el asunto en cuestión estará en la agenda política en el futuro, e, incluso, a menudo, permite impulsar propuestas de nueva legislación o modificaciones legislativas al respecto.

La sensación de que se ha hecho coincidir con la liberalización del transporte de pasajeros por ferrocarril en la UE, no es, para el directivo de Stadler España, sino una consecuencia lógica de ser 2021 el primer año completo en el que se ponen en ejecución “las normas derivadas del cuarto paquete ferroviario”. Y entre ellas se encuentran las relativas a la apertura del mercado de los servicios nacionales de transporte de pasajeros, pero también “las que pretenden reducir los costes y la carga administrativa para las empresas ferroviarias que operan en la Unión, y la asignación de nuevas funciones a la Agencia Ferroviaria de la UE destinadas a la reducción de las barreras técnicas”.

El momento no llega tarde. “Llega acompasado y en coherencia con el Pacto Verde Europeo presentado a finales de 2019 como nueva estrategia de crecimiento, basado, entre otras cosas, en un uso eficiente de los recursos”.

La industria y el aumento de los viajeros es el objetivo claro de esta convocatoria, porque “una cosa es consustancial a la otra”. Para Delgado, hay que tener en cuenta la importancia de la industria española en el sector ferroviario, pues el país dispone de un know-how de referencia internacional, y ha desarrollado una industria con alto grado de especialización y potencial exportador, tanto en la prestación de servicios como en la oferta de productos. Junto a esta aportación al conjunto de la economía española “conviene destacar el papel tractor de la industria ferroviaria como generadora de empleo”.