Isaías Taboas, presidente de Renfe: “El Año Europeo del Ferrocarril pone en valor a uno de los modos de transporte más eficientes”

Las autoridades europeas han aportado con la declaración del Año Europeo del Ferrocarril, la constatación del papel que juega y ha jugado este medio de transporte en la construcción de una identidad y una cultura europea, según el presidente de Renfe, Isaías Taboas, quien se “congratula de que se ponga en valor que el tren es uno de los modos de transporte más eficientes y más seguros”, porque, a su juicio, “fortalece nuestras empresas y conecta nuestras economías”.

Taboas da su bienvenida a todas estas iniciativas que tienen como nexo común poner en relieve la importancia del tren como elemento de conexión y unidad entre los Estados miembros y las diferentes regiones de Europa.

Que haya coincidido con el inicio de la liberalización del transporte de pasajeros, “no tiene nada que ver” para el presidente, porque la hoja de ruta y el calendario de la liberalización del ferrocarril en Europa están fijados desde hace muchos años. Para él, se debe ver desde la perspectiva de que el ferrocarril es “una pieza esencial en el transporte para los europeos”. Y se está en un momento que representa no sólo una oportunidad de “cohesionar, lo que une a los diferentes pueblos, sino una verdadera palanca de recuperación para salir de la crisis económica que deja tras de sí la pandemia”.

Desde Renfe se ve con claridad la aportación que ha tenido el ferrocarril a la sociedad europea durante la crisis sanitaria, por la respuesta que han dado los diferentes operadores. Y ante una situación de tal dificultad, se ha confirmado la “relevancia estratégica” que representa el tren en el Continente, y su importancia de cara a la recuperación económica en los próximos años. Tanto en el aspecto del transporte de pasajeros, como en el de mercancías.

El presidente destaca la importancia que tiene en España el ferrocarril, porque “somos un país de tren, donde la industria, la tecnología y la calidad de los servicios son muy altas”, aunque siempre hay un margen de mejora. Y en esa mejora tienen su interés los fondos de recuperación que la Unión Europea puede dar a sus ciudadanos en los próximos años, impulsando el ferrocarril como alternativa de transporte sostenible.

La UE, con la celebración pone de manifiesto que el ferrocarril es la mejor forma de viajar en radios cortos y medios, y representa una industria innovadora, “que genera empleo y que favorece una movilidad eficiente social, económica y ambiental”. Taboas no tiene ninguna duda sobre que el siglo XXI va a ser el siglo del ferrocarril, tanto en Europa como en numerosas regiones del mundo.