Volveremos a volar, volveremos a viajar (con permiso de Sánchez)

Idealista tiene 26.300 viviendas listadas para alquilar sólo en el municipio de Madrid, el mayor número registrado. Gran parte de los pisos se encuentran en la zona de Sol, Ópera, Malsaña o Chueca. Zonas que en los últimos años se habían concentrado en el turismo por lo que las viviendas se ofrecían por días o semanas en páginas como Airbnb. El cierre del espacio aéreo para el tráfico de pasajeros en marzo dejó en cero la llegada de turistas. A día de hoy, aunque algo se mueve, la actividad es casi residual y apenas llegan turistas a Madrid: Barajas registró en agosto 745.000 pasajeros comerciales, un 57% menos que un año antes. Pero no sólo el aeropuerto funciona a medio gas; el metro madrileño tiene la mitad de pasajeros, los autobuses no remontan, Renfe sólo ha activado un 60% de las circulaciones de larga distancia y los Cercanías ven como la demanda cae más de un 40%. Madrid está muy lejos de recuperar la movilidad y la actividad de febrero y marzo, cuando había conciertos, partidos de fútbol y manifestaciones, y aún así, según el Gobierno de Pedro Sánchez, su situación “es insoportable”. La gente lleva mascarilla, no hay aglomeraciones, hay tiendas cerradas y los bares están muy lejos de llenarse y, aún así, los contagios se disparan y la incidencia ha llevado a Illa a cerrar la capital. Aunque no se cumplan estrictamente las medidas, se hace el doble que en marzo y aun así no se frena al virus. Dejando de lado que no se puede comparar la incidencia de abril con la de septiembre puesto que antes casi no se hacían test, queda claro que la única forma de frenar contagios (que no luchar contra el virus) es encerrar a la gente es sus casas y evitar el contacto humano. No es sólo frenar la economía, es paralizar la sociedad. Y esa no puede ser la solución a esta crisis sanitaria. No se deben parar las ciudades, se debe reforzar la sanidad al máximo para garantizar que todos los enfermos sean atendidos, no escondernos en casa. El sector de la movilidad está dopado con los ICO y los Erte, pero en algún momento la marea bajará y se verá que sólo quedan zombis a punto de quebrar.