Mascotas ‘techis’: juego, salud, alimentación y vigilancia

Dispensadores de comida, juegos electrónicos y tradicionales, localizadores GPS y arneses inteligentes que alertan si algo va mal en la salud del animal. La ‘pet tech’ ha llegado para hacer más fácil la vida de las mascotas y sus dueños.

Los dueños de mascotas consideran a sus animales como uno más de la familia y se esfuerzan por cuidarlos y atenderlos como se merecen. El sector tecnológico ha encontrado en los animales de compañía un potente nicho de mercado. Conocido como Pet Tech, se trata de uno de los mercados más dinámicos y de mayor crecimiento en la actualidad. Aunque para los propietarios de mascotas, la seguridad y los artilugios diseñados para tal cometido como los collares, chalecos, arneses o cámaras inteligentes, la alimentación y la salud también están experimentando una clara tendencia al alza. A nivel profesional, también los adiestradores y veterinarios encuentran en la tecnología herramientas que perfeccionan y facilitan su trabajo.

Según el informe de Global Market Insights publicado el pasado mes de mayo, las aplicaciones de atención médica para mascotas en el Reino Unido experimentarán un incremento del 18% entre 2021 y 2027. De acuerdo con las previsiones de Globe News Wire, el mercado de la tecnología para mascotas alcanzará los 17.000 millones de euros en todo el mundo.

Kibus y Dinbeat, pioneras en España

Aunque en nuestro país la expansión del sector va más lenta que en Europa o EEUU, las compañías españolas Kibus y Dinbeat han lanzado al mercado dos nuevos dispositivos que, hoy por hoy, carecen de competencia. La primera de ellas apuesta por un dispensador de alimentos exclusivo. Se trata de un comedero electrónico que, además, cocina la comida del animal a partir de alimentos deshidratados, mucho más saludables. Funcionan mediante cápsulas de un kilo y medio. Según la programación introducida por el dueño, el dispositivo añade agua a la cantidad prefijada -y a la hora indicada- y comienza a cocinar el alimento. Cuando está listo, una señal acústica avisa a la mascota. Todos los componentes del comedero en contacto con alimento o agua son fácilmente extraíbles, aptos para el lavavajillas.

Dinbeat se decanta por la seguridad y la salud con un arnés especial que controla la temperatura, la frecuencia cardiaca y la respiración. Es especialmente útil cuando el animal se encuentra hospitalizado, pues avisa al veterinario de cualquier variación que requiera su asistencia inmediata. De momento sólo existe una versión para perros, aunque están estudiando modelos para gatos y caballos. La startup cuenta con el apoyo del Icex.

Localizadores GPS

Los localizadores son los dispositivos más demandados e interesantes para los amantes de los animales domésticos, pues permiten encontrarlos cuando se escapan o se pierden. Se trata de pequeños botones incorporados generalmente al collar, aunque también disponibles a modo de colgante como el Trackimo V-Multi Tracker comercializado por Vodafone. Resiste la inmersión en agua dulce a una profundidad de un metro hasta 30 minutos. La otra opción de la compañía es el Curve, que incluye localización GPS en tiempo real y alertas.

Kippy Evo -disponible en Amazon- es impermeable, ligero y apto para todos los collares. El dispositivo localiza a la mascota mediante GPS, GMS, WiFi y Bluetooth. Permite realizar un seguimiento preciso de cada uno de sus movimientos en Europa, India, Turquía y Sudáfrica. Otra de sus utilidades es el control de la actividad en tiempo real, la evolución y el estado de salud.

Inteligencia Artificial al servicio de las mascotas

Respecto a los collares, Petpuls destaca por el empleo de la Inteligencia Artificial para detectar el estado de ánimo y los sentimientos de nuestros perros. El dispositivo emplea un sistema de comunicación a través del reconocimiento de voz que compara el ladrido del animal con más de 10.000 muestras de 50 razas diferentes. De esta forma capta si se encuentra feliz, relajado, ansioso, triste o enfadado. Es compatible con aplicaciones iOS y Android.

Entretenimiento, juegos e higiene

¿Sabía que a los perros les encantan los puzles? Así es. Se trata de uno de los juegos que más les entretienen cuando están solos en casa. Aunque existen infinidad de marcas, destaca el rompecabezas Nina Ottosson Hide N’ Slide, un pasatiempo no electrónico hecho de madera y plástico duraderos con compartimentos secretos donde se ocultan sus golosinas. El perro debe presionar el escondrijo y disfrutar de su premio.

En cuanto a los dispositivos tecnológicos, algunos como el Furbo Dog están a caballo entre los comederos inteligentes y el juego: la comida se lanza al aire y el perro salta y juega para hacerse con ella. Pese al nombre, también sirve para gatos.

Dispone de cámara con visión nocturna, micrófono y altavoz para interactuar desde la distancia. Enabot Ebo Pro combina el reconocimiento de voces, personas, perros y gatos. Mientras que Wickedbone es un hueso interactivo que puede controlarse de manera remota (salta, rueda, se agita) para jugar con la mascota sin estar en casa. Muy similar es Playdate, una pelota inteligente controlada a través de una aplicación disponible tanto para iOs como para Android. Incorpora micrófono y una webcam que retransmite a la app en tiempo real.

Los propietarios de gatos saben perfectamente que adoran los punteros láser. FroliCat Bolt Laser está diseñado especialmente para los felinos. Una vez encendido, dura 15 minutos en funcionamiento.

También para ellos y sus dueños resulta muy útil el arenero automático LavvieBot. Se trata de una caja de arena equipada con un rastrillo giratorio que limpia de manera automática tanto las piezas internas como las paredes laterales y facilita la eliminación de los desechos de la bandeja. Neutraliza los malos olores, gracias a su desodorante tipo gel. El dispositivo inicia el proceso de limpieza según el tiempo de espera predeterminado por el propietario entre 10 y 60 minutos después de que el animal lo use.