Buenas noticias para el tratamiento de la DMAE seca

La investigación y el desarrollo tecnológico han permitido la aparición de nuevas técnicas terapéuticas para ayudar a los afectados por esta enfermedad ocular neurodegenerativa

Hasta hace poco más de un año, no existía tratamiento efectivo para la DMAE seca (Degeneración Macular asociada a la edad), tan sólo ciertas terapias dirigidas a contener su evolución y suplementos con antioxidantes y ácidos grasos omega-3. Sin embargo, gracias a los avances clínicos, la investigación y las nuevas tecnologías, se han desarrollado tratamientos de Fotobiomodulación (PBM) de la retina con muy buenos resultados. De hecho, es el primero aprobado por la Unión Europea para esta enfermedad.

La DMAE es una enfermedad ocular neurodegenerativa y hereditaria que provoca serias alteraciones visuales, incluso ceguera. Muchas personas mayores de 65 años desarrollan degeneración macular como parte del proceso de envejecimiento natural. Pero también, otras patologías que afectan a la retina, como la Miopía Magna, elevan los factores de riesgo.

Al estar íntimamente relacionada con el envejecimiento, se estima que el número de personas con degeneración macular puedan doblarse en los próximos 20 años, debido al aumento de la esperanza de vida

Se trata de una patología que afecta principalmente a la parte central de la retina, la mácula, que en condiciones normales regula la nitidez y los detalles de la visión. Cuando los vasos sanguíneos que irrigan la mácula se deterioran, se depositan en ella pequeñas partículas amarillentas llamadas drusas. Como al inicio de la enfermedad las drusas son pequeñas no se percibe el deterioro visual, lo que hace difícil un diagnóstico temprano. Cuando aumenta el número o el tamaño, el paciente comienza a ver puntos borrosos en el centro de su visión, ondulación de las líneas rectas o distorsiones en los objetos. Las drusas grandes incrementan el riesgo de desarrollar DMAE Seca Avanzada y la pérdida de visión. La acumulación de drusas puede provocar inflamación y el avance hacia una forma más sería de la enfermedad llamada DMAE húmeda.

¿Qué es la Fotobiomodulación?

La Fotobiomodulación consiste en la irradiación no invasiva del tejido con tres tipos diferentes de diodos de luz LED hacia las células de la retina para controlar el estrés oxidativo y disminuir la inflamación. Con ello se logra estimular la retina e inhibir el deterioro, mejorando la sensibilidad al contraste y la disminución del volumen de las drusas.

El tratamiento ha demostrado su eficacia reduciendo el número y tamaño de las drusas subretinianas en un 70% de los casos. Además, se han demostrado importantes mejoras en la agudeza visual de los pacientes -visión del detalle de las cosas- y la sensibilidad al contraste visual -habilidad para distinguir entre la figura y el fondo, sobre todo en condiciones de baja iluminación-.

La cirugía también ofrece soluciones como la implantación de una lente telescópica con el fin de aumentar el campo de visión.