¿Pueden los alumnos dejar de acudir al colegio por temor a la evolución de la pandemia?

    Tras cumplirse las primeras semanas del retorno de vacaciones en la mayoría de las escuelas del país, toca hacer balance y preguntarse si las familias tienen la obligación de llevar a sus hijos al colegio ante la progresiva extensión del coronavirus en el ámbito escolar. El 24 de septiembre, el Ministerio de Educación publicó los datos actualizados con un total de 2.852 grupos escolares en cuarentena por el coronavirus.

    Además, las consecuencias del inicio del curso escolar, junto con la reapertura de muchas oficinas, también están teniendo repercusiones en otros aspectos. Por ejemplo, los centros de salud del sistema de atención primaria están viendo como su nivel de saturación está creciendo durante las últimas semanas. La preocupación de multitud de padres se percibe en las solicitudes para realizar pruebas PCR a los jóvenes españoles. Centenares de menores de 16 años se acumulan en centros de atención primaria, alcanzando niveles de trabajo y exigencia inasumibles según los sanitarios.

    Ante esta situación, no es extraño pensar que muchos padres piensen en la posibilidad de no llevar a los niños al colegio. Pero ¿estaría justificada esta ausencia? Ante todo, los expertos de DAS Seguros recuerdan a los padres que el Código Penal y el Código Civil indican claramente la obligación que tienen de llevar a sus hijos al colegio.

    En concreto, el artículo 226 del Código Penal y el artículo 154 del Código Civil establecen este deber legal de los progenitores con la escolarización de sus hijos entre los seis y 16 años, llegando incluso a prever una pena de cárcel si se incumple. DAS Seguros matiza que esta posible pena de cárcel solo tendría cabida en una situación de desidia, dejadez y desatención mantenida durante un período duradero de tiempo.