Islandia: aventura más allá del horizonte

Casi medio año midiendo el mundo según el tamaño de la ventana por la que lo miramos. ¿Hace cuánto que no piensa en qué hay más allá del horizonte? ¿Y si viajamos a Islandia?

Tan lejos, tan cerca. Una calma que parece utópica en este 2020 empecinado en revolucionar el tablero de juego. Aire nuevo, limpio. Cumpliendo los protocolos sanitarios de Islandia (que sea el paraíso, no lo exime de estar en este planeta). Y todo esto, de la mano del explorador del ártico Ramón Larramendi y su equipo de Tierras Polares. Porque ¿hay algo mejor que descubrir una geografía así de indómita, que a través de los ojos de un apasionado por estos paisajes? ¡No se imagina las múltiples aventuras que se suceden en cada una de sus explicaciones!

Cómo se siente Islandia

A día de hoy, es uno de los países más seguros para visitar. Su paisaje es alucinante y salvaje. Los volcanes, géiseres y ondulaciones son la oportunidad de sentir la fuerza de la naturaleza en estado puro.

Nada más llegar nos harán un test. Mientras tanto, podemos pasar esta especie de cuarentena, al aire libre, siempre por lugares aislados. Así que nada mejor que dormir en cabañas en medio de la naturaleza, en un rincón del sur de Islandia. Desde aquí, cientos de excursiones para hacer por los alrededores.

No se lo puedo negar: el paisaje magnifica las emociones. Senderos entre ocres furiosos que se pelean con los verdes impactantes de las mesetas. Cascadas que recortan la geografía, glaciares sabios en años. Belleza quita penas.

Cuando llega la noche, destellan las luminiscencias estridentes de las auroras boreales. Un espectáculo acompasado que se disfruta, aún mejor, en uno de los hot pots (fuentes termales) islandeses al aire libre. Ya le digo, esto es paz, relax total. Parte de la magia de este viaje es la sensación de restart. Allí, inmersos en al agua caliente, todo oscuro, nada importa y, de repente, el cielo comienza a iluminarse, los verdes y negros juegan y lo cambian todo. Es espectacular.

Y en medio de tanto encanto tan poderoso, usted. ¡Es como recibir la energía directamente de la naturaleza! Absorber la fuerza de la tierra, el poderío de lo bello.

Paisaje imponente. Sensación de libertad

Y una vez que el segundo test ha dado negativo, ya estemos listos para el siguiente capítulo de la aventura. Como la cascada de Skógafoss ¿será usted quien descubra su tesoro escondido? Para navidades, totalmente congelada, pero igual de imponente. Allí, el río Skógá irrumpe un muro de roca saltando por encima de una meseta para caer en una llanura y esculpir uno de los paisajes más retratados de la isla.

Campos de lava, imponentes icebergs flotantes y usted calzándose los crampones para explorar las lenguas glaciares del Vatnajokull, en el Parque Natural de Skatafell. Un paseo entre increíbles formaciones de hielo, fisuras y los huecos de esta masa helada.

Aventura, descubrimiento, calma, renovación, nieve y unas condiciones seguras y únicas de aislamiento lejos de circuitos masivos y sin cruzarnos con turistas. Magia solo para usted. Todo lo que encontrará en Islandia, más allá del horizonte, de la mano de Tierras Polares.