Estas son las profesiones con más riesgo de infección por Covid-19

El coronavirus ha cambiado en gran parte el sistema establecido, pero la economía debe seguir moviéndose, siempre con adecuadas medidas de prevención y protección. Aún así, algunas tareas profesionales presentan un riesgo elevado de contagio por Covid-19.

El Covid-19 ha colocado a nuestra sociedad en una tesitura bastante complicada, en la que debe procurarse cuidar tanto de la salud propia como de la ajena pero también tratar de mantener en la medida de lo posible nuestra -ya maltrecha- economía, para lo que el trabajo no debe volver a detenerse. En ese equilibrio tenemos que aprender a movernos en estos tiempos que corren, con la necesaria ayuda de las decisiones políticas y no pese a ellas.

Con precaución y los medios necesarios, claro está, pero como diría el mítico grupo Queen Show must go on, la rueda laboral debe continuar, siguiendo con la producción y moviendo la economía mientras realizamos una labor de utilidad, pero sin ponernos en riesgo o al menos asumiendo el mínimo riesgo posible.

Por desgracia ese equilibrio es complicado de conseguir en el desarrollo de determinadas profesiones, que corren un mayor riesgo de contagio por Covid-19 y a las que hay que dotar de las mejores medidas de prevención para que desarrollen su trabajo de la manera más segura que se pueda.

La agencia británica de Digital PR Kaizen y el vendedor de lentillas Lenstore han realizado recientemente un estudio conjunto que determina cuáles son las profesiones más expuestas a riesgos de salud, entre los que se encuentra la posibilidad de contagio por Covid-19. Centrándonos en este último apartado, que es el que preocupa con más fuerza en este año 2020, observamos cómo tras la presentación del informe no existen demasiadas sorpresas con respecto a lo esperado: los profesionales de la rama de la salud son, en líneas generales, los más expuestos a contagio por coronavirus, con ocho profesiones entre las diez más arriesgadas en este aspecto.

Los siete trabajos con un mayor riesgo de infección son, por este orden, dentistas, enfermeros de cuidados intensivos, médicos de cabecera, paramédicos y técnicos de emergencia sanitaria, anestesistas, cirujanos y veterinarios, mientras que en la novena plaza se sitúan los fisioterapeutas. Otras profesiones, ya ajenas al sector sanitario, que presentan un riesgo elevado son las de auxiliar de vuelo -octava con más peligro de contagio- y bombero -décima-.

En la cara opuesta se sitúan las ramas profesionales que implican escaso o nulo contacto presencial con otras personas, puesto que habitualmente desarrollan su trabajo mediante dispositivos electrónicos como ordenadores, tabletas y smartphones. Las profesiones que corren el riesgo más bajo de contraer el virus son los contables, los managers informáticos y los programadores. Abogados y marketing managers también tienen, relativamente, escasas posibilidades de ser infectados mientras realizan su tarea profesional.