Test de antígenos: de los kit falsos a la prueba de moda

Este tipo de dispositivos fueron de los primeros que compró a China el Gobierno, pero que no daban la talla a la hora de determinar el contagio. Ahora, una nueva generación avalada por los científicos se han convertido en la prueba de moda, sobre todo desde su llegada a las farmacias

Durante el duro confinamiento de la primavera de 2020, muchos fueron los test que se trataron de comprar para poder controlar una pandemia que desbordaba al país entero. Uno de los casos más sonados de aquellos días en relación a estas pruebas diagnósticas fueron los tests de antígenos falsos, es decir, unos kits que no cumplían con los estándares de calidad como para ser una herramienta fiable en la lucha contra la pandemia.

Algo más de un año después, los kits de antígenos se han convertido en la prueba de moda en España. Con permiso de la todopoderosa PCR, estos dispositivos, por su agilidad, han conseguido hacerse un hueco en la terapéutica hasta el punto que ya se pueden comprar de forma individual en las farmacias. De hecho, desde que salió a finales de julio el Real Decreto que permitía su venta en las boticas, se dispararon las ventas, coincidiendo también con lo peor de la quinta ola del coronavirus.

En este primer mes de ventas directas al público, la empresa española de importación y distribución de material médico-sanitario RYPO ha multiplicado por siete sus ventas de este tipo de productos, alcanzando la cifra de dos millones de tests distribuidos en farmacias, casi un cuarto de las ventas totales en este periodo, según la empresa.

“La demanda de nuestros clientes ha superado ampliamente nuestras previsiones, que eran duplicar aproximadamente las ventas de tests de autodiagnóstico. Está claro que la sociedad española tenía necesidad de un acceso libre y directo a estas pruebas, especialmente de cara a las vacaciones de verano, en que muchos viajan y se reencuentran con amigos y familiares”, asegura Gonzalo Díaz, CEO y cofundador de RYPO.

El mayor porcentaje de demanda de este tipo de tests se ha dado en la Comunidad de Madrid, con hasta un 50% de las ventas totales de Rypo en el último mes, seguida por Asturias -con un 30%-, Andalucía y Canarias. Aunque el mayor pico de la demanda por parte del público se produjo en la primera semana de su venta libre -la última de julio-, se espera que vuelva a crecer en septiembre, con el regreso desde los lugares de vacaciones y la reincorporación al trabajo y a los centros de estudios.

Los test de autodiagnóstico se han convertido en una de las principales herramientas para hacer frente al virus y contener su difusión de manera individual y serán clave ahora en la vuelta al cole. “Los test de antígenos se pueden equiparar a una prueba PCR, es decir, cercanos al 100% de fiabilidad, si se realizan en los 7 primeros días de contraer el virus”, explica Díaz.