Policlínica, el hospital que resiste al Covid en la isla de Ibiza

La historia de la sanidad privada durante la pandemia es de sobra conocida. Estuvieron abiertos durante lo peor de la pandemia porque la situación lo exigía dada la alarma sanitaria, pero no se les dejó hacer otra actividad que no fuera atender a esta patología ni adecuar sus plantillas a la nueva realidad asistencial. Por ello, todos han sufrido, en mayor o menor medida, un golpe fuerte en sus facturaciones.

En la isla de Ibiza se produce una situación peculiar. La sanidad de los ciudadanos que allí viven está cubierta por un hospital público y otro privado, que en muchas actividades supera lo que ofrece por sí solo el servicio regional de salud. Durante la pandemia, Policlínica, que así se llama el complejo, perdió gran parte de su facturación en comparación con 2019, en concreto el 20%. “Fueron dos meses y medio durísimos, pensamos que íbamos a cerrar”, recuerda el director general del complejo, David Medina. Asumió entre el 18% y el 22% de las atenciones por Covid, con un pico de derivaciones en la tercera ola, la de las Navidades. “Compartimos el servicio de urgencia de ambulancias y el call center para los servicios Covid”, explica Medina, que señala que hoy por hoy hay un entendimiento total con la Consejería de Sanidad, aunque no siempre fue así. Sin embargo, a pesar de las dificultades vividas, salen más fuertes en este 2021. “Tenemos un segundo hospital en ciernes, vamos a ser pioneros en medicina nuclear... Vamos con mucho optimismo a trabajar en este 2021”, añade Medina.

De hecho, en los meses que llevamos de este año, la Policlínica ha notado un incremento de la actividad asistencial, sobre todo en pruebas diagnósticas. Esto es consecuencia de que la saturación aún es una constante en los servicios públicos de salud, pero los ciudadanos que pueden pagárselo deciden no esperar ni un minuto más a mirarse sus dolencias. “Estamos muy centrados en mantener la actividad. Estamos casi a niveles pre-Covid”, señala Medina.

Este hospital se creó en 1969. Hoy por hoy emplea a 500 profesionales y cubre 40 especialidades médicas. Atienden hoy por hoy a entre 800 y 1.200 pacientes al día y está enfocando a invertir para seguir ofertando nuevas modalidades asistenciales a sus clientes. De hecho, y a pesar de la pandemia, el año pasado invirtieron entre 1,5 y 2 millones de euros en mejorar sus instalaciones.

Hoy por hoy, la Policlínica es referencia en la isla de Ibiza. “En algunas especialidades somos mejores que el sistema público y de hecho tenemos convenios de colaboración con ellos”, dice Medina, quien además señala que ya no dependen tanto del turismo de la isla.