El aumento de los seguros de salud eleva los resultados de todo el sector

El año pasado ha sido un año difícil para todo el sector asegurador, pero el impulso renovado del ramo salud, que mostraba una tendencia al alza hace años, ha acabado llevando a todos a un balance positivo en términos de resultados financieros al cerrar el ejercicio de 2020.

Aunque la facturación del seguro se ha mantenido plana en el comienzo del año, los seguros de salud han crecido un 3,93%, alcanzando los 2.553 millones y rozando los 13 millones de asegurados. En un primer trimestre plano, la facturación del ramo no vida se mantiene en positivo, con un repunte interanual del 1,54%. De acuerdo con los datos recabados por la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa).

Dentro de salud, asistencia sanitaria y reembolso de gastos fueron las modalidades que más crecieron en número de asegurados que, alcanzaba los 12,8 millones de asegurados al finalizar 2020, con un crecimiento del 3,34% respecto al año anterior según el estudio de ICEA El Seguro de Salud. Estadística a diciembre 2020. En el informe Sanidad Privada, Aportando Valor: Análisis de la situación 2021, de la Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), la cifra de asegurados que se maneja es de 11 millones de personas. La cartera de clientes se ha incrementado un 4,4% respecto a 2019, incrementando el ritmo de crecimiento anual registrado desde 2016 (un promedio de 3,4%).

De acuerdo con el informe 2020 dado a conocer por Segurcaixa Adeslas en marzo de este año, el volumen de primas en salud ha alcanzado los 2.850 millones de euros, con una cuota de mercado del 30,4%, la mayor del sector salud. En este caso, el ramo de salud en dicho ejercicio llegaba a los 2.850 millones de euros, lo que supone un crecimiento interanual del 6,24%. “Este crecimiento ha consolidado la posición de liderazgo en el sector, tanto en el segmento de asegurados privados como de mutualidades de funcionarios, alcanzándose una cuota de mercado de un 30,4%”, indica el documento.

En Adeslas, la cartera de clientes era de 5.584.586 asegurados al concluir el ejercicio, lo que supone un crecimiento de 79.132 respecto al año anterior. En esta cifra no se computan los asegurados con residencia en provincias donde la compañía opera mediante acuerdos de reaseguro de prestación de servicios con otras entidades (145.005 asegurados).

En el momento de publicar estas líneas, Sanitas no había dado a conocer aún los resultados de 2020. La junta de accionistas está convocada para el próximo 24 de mayo.

Por su parte, ASISA cerró el año 2020 con su mayor cifra histórica de facturación en primas: 1.273 millones de euros, un 4,28% más que el año anterior. Los resultados fueron presentados en la junta consultiva, que por primera vez se ha celebrado de manera virtual.

En este contexto, su presidente Francisco Ivorra, declaraba: “El año 2020 ha sido muy complicado para nuestra sociedad y para el Grupo ASISA. A pesar de todo, en medio de un entorno hostil y lleno de incertidumbre, hemos sido capaces de conseguir dos objetivos esenciales para nuestra compañía: el primero de ellos, ser útiles y aportar nuestra experiencia y nuestra capacidad para hacer frente a la peor crisis sanitaria en un siglo; y, además, seguir avanzando en nuestro empeño por convertirnos en el grupo privado de referencia dedicado al cuidado de las personas. La Covid-19 ha demostrado nuestra fortaleza y nuestra determinación para seguir creciendo a partir de la cooperación y el compromiso social”.

Los resultados han permitido al grupo hacer frente a la pandemia y avanzar en su segunda línea del plan estratégico: el desarrollo de su red asistencial propia, liderada por el Grupo Hospitalario HLA. En 2020, las empresas asistenciales del Grupo ASISA facturaron 461,3 millones de euros, un 6,5% más que en 2019.

El Grupo DKV alcanzó en 2020 los 865 millones de euros en primas, un crecimiento del 6% respecto al año anterior (818 millones de euros en 2019). En asistencia sanitaria, la facturación ha crecido un 9% y representa el 84% del total de primas, superando los 620 millones de euros (571 millones de euros en 2019). Este fue el ramo con mayor crecimiento.

A los pocos días de la declaración del estado de alarma, DKV decidió ofrecer de manera gratuita su plataforma de telemedicina a toda la población. Quiero Cuidarme Más está desde marzo de 2020 disponible para clientes y no clientes, y cuenta con la participación de más de 800 médicos voluntarios. Esta acción, llamada #MédicosfrentealCOVID, tiene como objetivo ofrecer de manera altruista telemedicina para ayudar a descongestionar las urgencias hospitalarias y evitar el riesgo de contagio en los desplazamientos.

La iniciativa cuenta con el soporte de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) y desde su inicio ya ha atendido en España a 30.000 usuarios.

La Junta de Accionistas de Maapfre, que este año se ha celebrado de forma telemática, ha aprobado las cuentas del ejercicio 2020, con un resultado operativo de 658 millones y un beneficio neto de 527 millones.

La previsión es superar el beneficio neto operativo de 700 millones de euros en 2021. En el primer trimestre, el beneficio atribuido ha crecido un 36,7% hasta los 173 millones y las primas de salud y accidentes superaron los 673 millones de euros, un 8,3% más que en el primer trimestre del año pasado.

Con motivo de la presentación del informe del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) sus representantes razonaban que la pandemia producida por el SARS-CoV-2 ha determinado en este 2020-21 buena parte de los cambios que el sector sanitario privado ha tenido que promover, impulsar y también asumir en beneficio de los pacientes y de su entorno.

En palabras de su presidente, Juan Abarca: “En base a las cifras y datos recogidos en este informe, la cooperación privada-pública y la utilización de todos los recursos disponibles se confirma como indispensable para que el sistema sanitario sea viable, eficiente y capaz de aportar los mejores resultados sanitarios y de salud posibles. La suma de todos es lo que aporta valor a la sanidad, a la sociedad y al paciente y su entorno en particular.

Los enormes retos del presente y del futuro exigen una adecuación de nuestro sistema sanitario a las necesidades que plantea y, para ello, desde la Fundación hemos propuesto a la sociedad el Manifiesto por una Mejor Sanidad, que engloba diez principios para contribuir a construir un sistema que cubra las necesidades y exigencias de los ciudadanos con una medicina más precisa y personalizada”.