Ómicron, la nueva variante que siembra de incertidumbre al mundo

Una nueva variante amenaza al mundo. Tras los estragos de la cepa Delta, que apareció en la India y que fue la responsable de la ola de verano que se sufrió en España, ahora llega Ómicron. Aún hay mucha incertidumbre sobre esta nueva versión del virus, pero sus mutaciones han elevado la voz de alarma.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que la variante tiene un riesgo global de propagación “alto”, por lo que ha pedido a los países que estén preparados para sus posibles consecuencias. Hay que recordar que Europa vive una de sus peores olas y aunque España está mejor, la curva de contagios está subiendo en un horizonte de fiestas navideñas.

En un informe técnico dirigido a los Estados la OMS avanza la posibilidad de “futuras oleadas de Covid-19, que podrían tener graves consecuencias, dependiendo de una serie de factores”. En este sentido, califican de “alta” la posible propagación de ómicron a nivel mundial y de “muy alto” su posible impacto, “dadas las mutaciones que pueden conferir un potencial de escape inmunológico y posiblemente una ventaja de transmisibilidad”.

Las primeras pesquisas, por tanto, dibujan a Ómicron como una variante “altamente divergente” con “un alto número de mutaciones”, incluyendo de 26 a 32 en la proteína de la espiga del virus

Sin embargo, aún es pronto. El mensaje es claro: atención sí, alarma no. Los expertos de la OMS aclaran que “todavía existen considerables incertidumbres”. En primer lugar, reconocen que una duda es “el grado de transmisibilidad de la variante y si los aumentos de contagios en Sudáfrica están relacionados con el escape inmunológico, la mayor transmisibilidad intrínseca o ambos”. Asimismo, la OMS aún no tiene una posición fija sobre “la eficacia de las vacunas para proteger contra la infección, la transmisión, la enfermedad clínica de diferentes grados de gravedad y la muerte” en esta nueva variante. Por último, está por ver “si la variante presenta un perfil de gravedad diferente”.

Por tanto, toca esperar. La variante será secuenciada en su totalidad a lo largo del mes de diciembre y entonces se conocerán más detalles. Mientras tanto, la estrategia de vacunación seguirá siendo un arma poderosa contra la pandemia. De hecho, las farmacéuticas responsables de los diferentes sueros que hay en el mercado ya están trabajando en comprobar si esta nueva variante puede afectar a la inmunidad que proporciona la vacuna. Si hubiera que reformular, las responsables de sueros de ARN hablan de tres meses.