Paloma Baena, Directora de la unidad Next Generation EU en la consultora global LLYC: “Europa busca soluciones a problemas comunes, como las pensiones”

Graduada de Harvard, es experta en estrategia, gobernanza, sostenibilidad y relaciones institucionales e internacionales. Ha ejercido como ejecutiva en organizaciones globales líderes del desarrollo sostenible como el Banco Mundial, el BID o la OCDE

Paloma Baena es experta en sostenibilidad, políticas públicas, desarrollo económico y transformación digital. Con una amplia trayectoria internacional en organismos como la OCDE, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, dirige en la consultora global LLYC la unidad Next Generation EU, que ayuda a empresas e instituciones a canalizar los fondos europeos.

¿Puede influir en la entrega de los fondos el incumplimiento de España de las reformas que pide Europa o cómo nos puede perjudicar?

Las reformas forman parte del diálogo que tiene España con Bruselas. Cuando uno revisa las recomendaciones de la UE y las respuestas de los Gobiernos de España te das cuenta de que España tiene que afrontar estos temas y que no es una condicionalidad nueva, forma parte del diálogo de políticas públicas. En el caso de las pensiones y las reformas no es algo concreto de España, es un problema que comparten muchos países. La UE lo que busca es ayudar a encontrar soluciones a problemas que son comunes, como es el caso de las pensiones.

¿Qué reformas se necesitan en la economía española para incrementar su crecimiento potencial?
Para mí es muy importante todo lo que tiene que ver con la innovación y adaptarse a un nuevo modelo económico. Estamos en un momento único para la transformación. Tenemos por un lado a Europa, tenemos objetivos absolutamente concretos y tangibles con el Next Generation, un paquete regulatorio que viene de la UE y tenemos los fondos necesarios para hacer esa transformación posible, para sentar las bases de un nuevo modelo económico basado en energía renovables, economía circular, digitalización, y no es una forma de hablar, es que de verdadm por primera vez tenemos todos los componentes necesarios para acometer la transformación, de modo que España tiene que hacer las reformas que le permitan hacer ese modelo realidad. No va a haber marcha atrás.

¿Cuál será el impacto de los fondos en el crecimiento del PIB español en 2021?

Todo depende del nivel de ambición que demuestren las empresas y la capacidad de coordinación entre el sector público y el privado. La oportunidad está limitada en el tiempo, es un instrumento temporal, además la CE tiene el mandato de hacer una valoración posterior del impacto. Hay que generar proyectos y para ello no valen los mecanismos tradicionales, a lo mejor esta vez las empresas deben pactar con la competencia para que su plan tenga un impacto mayor, de modo que un proyecto no solo beneficie a esa empresa, sino que además pueda impulsar a toda la cadena de valor.