La vacuna acelerará el consumo y frenará el aumento del ahorrro

Los expertos aseguran que las perspectivas de la economía española mejorarían drásticamente si tuviéramos la certeza de la llegada de una vacuna en un plazo razonable, a mediados del próximo ejercicio

La economía española ha sufrido hasta la fecha el mayor golpe del área euro durante la crisis del Covid-19. Del mismo modo, en 2021 España podría ser de las mayores beneficiadas si se produce la pronta llegada de una vacuna eficaz y masiva. El ahorro acumulado por los europeos durante meses podría gastarse, en parte, en los sectores que han hecho a la economía nacional más vulnerable a esta crisis.

Aunque todavía es temprano para lanzar las campanas al vuelo, la vacuna de Pfizer y BioNTech presenta una efectividad que supera las expectativas, lo que podría arrojar mayor certidumbre sanitaria y económica una vez que la vacuna esté en funcionamiento de forma amplia. La vuelta a la normalidad -o lo que quede de ella-, junto a los estímulos económicos, elevarán la confianza de un consumidor que lleva meses ahorrando por precaución y por obligación. Este exceso de ahorro puede convertirse en un aliado en 2021 desatando la demanda embalsada durante meses.

Teniendo presente que el cuarto trimestre de este año -y probablemente el primero de 2021- está perdido en términos económicos, hay que mirar a mediados de 2021, cuando la montaña de ahorro generada desde los últimos trimestres en Europa puede convertirse en una gran aliada de la recuperación económica. Los sectores que se están viendo más afectados por la pandemia -hostelería, viajes, otros servicios que requieren del contacto social, etc.- podrían comenzar a ver la luz al final del túnel si las expectativas que han generado los datos revelados por Pfizer se confirman. También la vacuna en la que trabaja Moderna podría revelar en unos días una efectividad similar. La firma se dispara en bolsa ante las expectativas.

“Las perspectivas de la economía española mejorarían drásticamente si tuviéramos la certeza de la llegada de una vacuna -y su administración masiva- en un plazo razonable, por ejemplo, a partir de mediados de 2021”, asegura Raymond Torres, director de Coyuntura y Economía Internacional de Funcas en declaraciones a elEconomista.

Ángel Talavera, economista jefe para Europa de Oxford Economics en declaraciones a elEconomista, sostiene que “es obvio que España es uno de los países que se vería más beneficiado por el desarrollo de una vacuna, pero tenemos que ser prudentes en cuanto al impacto económico a corto plazo dado que aún tardaremos muchos meses en ver una vacuna producida y distribuida globalmente, que es lo necesario para poder eliminar las restricciones. Las perspectivas para este trimestre siguen siendo muy negativas”.

Gran parte de los escenarios que manejan los expertos incluían la llegada de una vacuna, por lo que en parte su impacto sobre la economía está descontado. Sin embargo, no se contaba con una efectividad tan elevada ni con la rapidez con la que podría estar en el mercado, siempre según cálculos de sus creadores. Talavera destaca que esto es fundamental para España, “el nivel de efectividad y el hecho de que quizás pueda estar producida algo antes de lo previsto puede hacer que el crecimiento del año que viene sea mayor al esperado, especialmente si llegara a tiempo para la Semana Santa, que en el caso español es clave”.

La certidumbre es clave para que las familias y las empresas dejen de postergar sus decisiones de consumo e inversión. El Covid-19 ha generado niveles de incertidumbre históricamente elevados, con cambios constantes en todos los ámbitos. “En primer lugar, esa noticia -una vacuna eficaz y masiva- despejaría el horizonte plagado de incertidumbres para las familias y las empresas. El resultado sería más consumo, gracias a la reducción del actual sobre-ahorro, y más inversión. Pero para que este shock de confianza se produzca, hace falta convencer el conjunto de la ciudadanía de la disponibilidad de la vacuna. Una batalla que no tenemos ganada, porque todavía no sabemos con total precisión cuándo estará disponible, cómo se distribuirá, qué porcentaje de la población la aceptará y en qué momento”, apunta Torres.

Una ‘montaña’ de ahorro

Las familias europeas y entre ellas las españolas han disparado su ahorro -la parte de la renta después de impuestos que no se consume- en los últimos trimestres por miedo al futuro y por la imposibilidad de gastar en ciertos sectores -viajes, restaurantes durante el confinamiento, etc.-. Según los datos de Eurostat, los hogares españoles pasaron de presentar una tasa de ahorro del 6,2% en el cuarto trimestre de 2019 -antes del Covid- al 10,2% en el primero de 2020 y a superar el 22% en el segundo trimestre, niveles históricamente elevados.

Desde que la pandemia comenzó a lastrar la actividad económica, la incertidumbre se ha convertido en la palabra de moda en los círculos económicos y políticos. Cuando la incertidumbre luce, la economía se apaga. Ahora, los nuevos datos de la vacuna de Pfizer y BioNTech han encendido una pequeña luz que todavía se ve al final de un largo túnel,