¿Cuáles son las pensiones que están
exentas de pagar el IRPF?

La gran mayoría de los pensionistas está obligado a realizar la declaración. Sin embargo hay categorías especiales derivadas de sucesos personales. La incapacidad permanente absoluta, la ayuda por terrorismo, o las prestaciones por orfandad se encuentran entre estas prestaciones con exención fiscal

A falta de unos meses para que se abra la próxima campaña de la Renta, el Pacto de Toledo continúa ultimando los detalles que en parte afectarán a esta. Uno de ellos y entre los aspectos más demandados es qué pasará con las pensiones y su reforma con una posible revaloración del IPC. Ayuda que, en determinados casos, está exenta en IRPF.

Salvo excepciones, todas las pensiones sí están sujetas a tributación y su consideración es la de rendimientos del trabajo. Es decir, estas ayudas están sujetas a las mismas retenciones que las pagas de un trabajador, dependiendo, eso sí, de las correspondientes circunstancias económicas de cada contribuyente. Sin embargo, según analiza el Instituto BBVA de Pensiones, no todos los pensionistas deben presentar la declaración de la Renta -están exentas las rentas inferiores a 22.000 euros o aquellos que no superen las condiciones que se marcan para cualquier otro contribuyente-.

Pero, además de estos condicionantes, también hay ciertas pensiones que no deben pasar por el IRPF. Son aquellas más especiales y en casi todos los casos están sujetas o a dificultades físicas muy graves o a circunstancias familiares especiales.

Incapacidad permanente absoluta

Las pensiones de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez están siempre exentas de tributación, tanto para las procedentes de la Seguridad Social como para aquellas abonadas por entidades que la sustituyan como consecuencia de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez. El tope de esta exención será la prestación máxima que reconozca la Seguridad Social, tributando el exceso como rendimientos del trabajo. A los 65 años, estas ayudas pasan a convertirse en pensiones de jubilación. Sin embargo, el cambio de denominación sigue exento de la tributación y no afecta para nada a las condiciones de esta.

Orfandad

Misma circunstancia se da con las pensiones de orfandad. Estas están en todo caso exentas de tributación en IRPF.

Terrorismo

También entran en esta categoría aquellas ayudas derivadas de actos de terrorismo, como las pensiones de viudedad que se deriven de actos de terrorismo.

En favor de familiares

Por último, aquellas pensiones en favor de familiares estarán exentas si derivan bien de actos de terrorismo o bien de una incapacidad permanente en los grados de absoluta o gran invalidez. De la misma forma, quedarán exentas de tributación las prestaciones en favor de familiares que sean menores de 22 años.

Es importante destacar que no todos los pensionistas tendrán obligación de presentar la declaración de la renta. Pero en el caso de aquellos que perciban los rendimientos por parte de dos o más pagadores, deberán presentar la declaración si la suma de ellos excede los 14.000 euros anuales, siempre que los ingresos provenientes del segundo pagador hayan sido superiores a 1.500 euros anuales.

Además, los pensionistas que sean beneficiarios de un plan de pensiones deben tener en cuenta que se encuentran en este último caso, pues el importe procedente de un plan de pensiones también tiene la consideración de rendimientos del trabajo y a dicho importe se le considerará derivado de un segundo pagador. También aquellos pensionistas que además de su pensión por parte de la Seguridad Social perciben una pensión procedente del extranjero deberán remitirse al caso de contribuyentes con más de un pagador.

La mayor partida de gasto

Cabe recordar que, para este año, el pago de las pensiones se llevará 39,6 euros de cada 100 de los presupuestos consolidados para 2021, cuya partida se incrementa el 3,2% con respecto al presupuesto base de 2020. El gasto presupuestado para la política de Pensiones en 2021 asciende a 163.297 millones de euros. Las pensiones contributivas experimentarán en 2021 un incremento del 0,9%, ascendiendo el de las no contributivas al 1,8%. Para las pensiones contributivas se destinan 143.046 millones, que supone un crecimiento del 3%.

El régimen de Clases Pasivas integra, tanto las pensiones de jubilación para los funcionarios públicos que están encuadrados en este régimen de protección específico, como las pensiones de viudedad, orfandad y en favor de los padres, tiene una cuantía presupuestada de 16.979 millones de euros.