Grandes empresas y organizaciones que impulsan la economía

Su papel es siempre importante y reconocido, pero en momentos duros de crisis e incertidumbre es, además, más necesario que nunca. Son las grandes empresas y organizaciones de un país o comunidad autónoma, en este caso la vasca, que con su actividad cumplen una función vital y crucial en la recuperación y dinamización de la economía en la que invierten, de una u otra manera.

Dos grandes multinacionales del sector de automoción, los fabricantes de componentes CIE Automotive y Gestamp, han presentado sus estrategias y previsiones de crecimiento para los próximos años, con cifras muy esperanzadoras para el futuro del ambos grupos. Una noticia que tendrá un alto impacto en toda la industria y servicios que mueven a su alrededor.

Estas dos compañías internacionales nacieron en Euskadi y aquí mantienen sus sedes, cuentan con instalaciones productivas y tienen, además, centros dedicados a la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías, y a la formación en el sector. Están ligados al territorio donde operan, con una red de proveedores a la que nutren y su relación y colaboración con las instituciones públicas es continua.

Otra gran empresa vasca es Iberdrola, que colabora con 600 empresas de la comunidad. Ya en los peores tiempos de la pandemia realizó compras a proveedores para impulsar la actividad. El pasado 2020, la contribución socio económica de la eléctrica a Euskadi se elevó a 2.300 millones de euros, con compras por valor de 1.000 millones a proveedores locales, a través de las que sostiene 17.000 empleos. Su contribución fiscal fue de 740 millones en el territorio.

Por su parte Kutxabank, el banco propiedad de las fundaciones BBK, Kutxa y Vital, inyectó a la economía vasca un total de 3.561 millones de euros durante 2020, a través del pago a proveedores, trabajadores, administraciones públicas y en forma de nueva financiación a particulares, empresas e instituciones territoriales.

El estudio anual sobre impacto económico que elabora Ceprede (Asociación centro de predicción económica) detalla que Kutxabank y sus fundaciones son uno de los principales motores de desarrollo de la economía de Euskadi. El Grupo trabajó el pasado año con 4.552 firmas del entramado empresarial vasco, a las que realizó compras por valor de 227 millones de euros, un 5% más que en 2019.

Son solo unos ejemplos de organizaciones comprometidas y agradecidas con la tierra en la que mantienen sus raíces y a la que devuelven con su actividad una parte de los que recibieron y reciben.