¿Y tú con quién quieres conversar en 2021 y siguientes?

El pasado 2020 he conocido mucha gente nueva, y en diciembre conocí a dos personas que me han revolucionado y puesto el mundo del revés. Lo que pasa es que el revés puede llegar a ser lo derecho. Esto me ha inspirado el contenido de esta tribuna, claro que la inspiración nunca llega sola, hay que estar preparada para escucharla y hacerla tuya.

Venía rumiando conversar con vosotras “personas”, a cerca de la unión entre la estrategia y el marketing y es que, en realidad, no son dos en una, sino una en dos. Me explico, ambas tienen una esencia común, y esa esencia eres tú.

El marketing es el medio para hacerte llegar la estrategia, aunque ahora, hoy, tiene muchas y nuevas herramientas dinamizadoras o catalizadores de la explosión del cohete o del apagado de la llama que lo alumbra. Los fuegos artificiales se verán sólo si prende la llama, si el humo es correcto, si el cielo está despejado, de si has acertado con los colores y con su combinación, del día que tenga el espectador, ... en fin de muchas, muchas cosas.

Muchas de esas condiciones son las mismas para todos, otras las eliges tú. Yo opino que mi productividad está en centrarme en desarrollar las que dependen de mí, aunque la mayoría de las veces no implica ganar el concurso pues es necesario, aunque no suficiente. Considero, además, que ganar no es el único fin: participar es la única oportunidad para brillar y dar brillo.

Por otra parte, y aunque se pierda el concurso ese año, lo importante es inscribirse en el del año próximo. La inscripción, aunque fácil en realidad, se hace pesada pues supone inversión en tiempo y/o dinero, además de volver a creer en ti y en la posibilidad de brillar y deslumbrar. Una vez inscrito, no queda sino reservar tiempo cada día para trabajar el mensaje y cómo innovarlo, cómo comunicarlo, cómo potenciarlo allí donde ya dejó alguna huella.

En definitiva, empieza a andar hacia el premio, solo año tras año, el jurado y el publico lo decidirán, eso no va a cambiar nunca. Dicho todo esto, creo que las siguientes son las claves principales para tener en cuenta:

Misión=Mensaje. Estamos hartos de oír hablar de misión, está claro, lo que no tengo tan claro es si hemos entendido que es exactamente y, por eso, muchos le tienen ya manía, con lo importante que es. En realidad, solo los pocos que lo han entendido, son los que ganan los concursos de fuegos artificiales.

Estrategia o Visión=Cómo hacer algo de valor añadido de la misión. Mucha gente sabe hacer un Excel estimativo de ventas y algunos hasta lo completan con gastos y resultados. Ya solo unos pocos llegan a segmentar los ingresos por nichos de clientes y por otro lado por tipo de producto/servicio; quizás algunos son capaces de cuadrar esos ingresos con los costos directos implicados y con el reparto de los indirectos de manera proporcional. Creo que sin esto y algunos puntos mas, no puedes realmente ver la foto de tu empresa, y sin ella no puedes saber si te gustas o no, e incluso si algo te dice que te gustas, por tus buenos resultados, tampoco sabrás qué es lo que te hace gustarte para potenciarlo.

Gestión o Cultura o Valores=Cómo conseguir que un equipo haga de la estrategia un modelo de negocio día a día. Sin la misión ni la estrategia claras, ¿cómo vamos a aunar un equipo que además tiene que ser diverso y complementarse?; ¿cómo hacer que el engranaje de la buena hora y el día correcto para saber dónde estamos y cuánto nos queda para el tesoro? Aunque seguro que todos creemos que nosotros no, el efecto existe y lleva el nombre de los dos científicos que lo descubrieron efecto Dunning-Kruger, pues suele ser que nosotros también creemos que podemos gestionar sin ello y, de hecho, la mayoría lo hacen inconscientemente. Creen que lideran un equipo, y lo que hacen realmente es marear y parecer que se trabaja mucho y a destajo, aunque luego nadie se explica que no haya dinero en la caja, o lo que yo llamo oxígeno para respirar sin ahogarse.

Marketing o Identidad=Cómo vestir esa misión. Y ya en este punto cómo voy a vestir algo que ni siquiera se qué es, ni qué le gusta; aquí es cuando el marketing se utiliza para hacer pruebas, como si se tratase de muñecos playmobil a los que se les puede disfrazar con distintos trajes pintorescos. A eso no le llamo vestirse si no disfrazarse, luego normal que no sepan, ni sepas, quién eres.

Comunicación=Cómo distribuirla al máximo de personas siendo cada vez más diversas. Y ya llegamos al punto en el que mayormente la gente se está formando e invirtiendo dinero y tiempo, y no es siquiera en la comunicación en todo su ser, solo en la parte digital. Esta parte, está claro, más con y en la pandemia, se ha vuelto esencial y por tanto el problema no es invertir en formación y medios, lo que creo que es alarmante es que la mayoría lo hacen sin tener cubiertos ni pensados, ni siquiera a veces intuidos los puntos anteriores, por lo que cuanto mas dinero y tiempo inviertan peor va a ser el resultado probablemente.

La mayoría hablamos ya de los 5 puntos y se ponen en la conversación como pilares de las organizaciones. Cuántos de nosotros les dedicamos el tiempo necesario antes de reiniciar un ciclo es otra cosa. Participar en el concurso y disfrutar en ello, independientemente de que seamos cuchara de palo, ya es un logro.

Lo que quisiera es reflexionar juntos sobre la importancia que tú das a estos puntos; y si vas a hacer algo en 2021 para cambiar o reforzarte en algo, siempre claro, según tu propia reflexión. Y volviendo al inicio para terminar este pequeño camino juntos, te contaré que las dos personas que he conocido en diciembre, cada una desde su sitio profesional y personal, son los que han prendido en mí una buena llama con la que igual juntos participamos en algún concurso regional que hasta igual ganamos, empecemos a trabajar en ello hoy y el resto de los días de momento de 2021 para hacer que pase. Mas que querer cambiar para mejorar..., seguir caminando hacia la mejora de uno mismo. 2021, ¡palante y patodos!