La Autoridad Portuaria de Bilbao sigue adelante con sus inversiones

Promociona obras y nuevos proyectos valorados en 67 millones, con el objetivo de favorecer la activación de la economía y el empleo y modernizar las instalaciones

El Puerto de Bilbao logró mantener su actividad durante el primer semestre del año, con cerca de 16,4 millones de toneladas de tráfico y un descenso contenido del 6,8%, lo que representó, sin tener en cuenta tráfico local ni avituallamiento, una pérdida acumulada de 1,2 millones de toneladas respecto al mismo periodo de 2019. En los puertos del Estado de la cornisa cantábrica la media fue de una caída del 14%, es decir, el doble que la del Puerto de Bilbao.

El importe de la cifra de negocio descendió a 32,3 millones, frente a los 34,8 millones del mismo periodo del ejercicio anterior, con una reducción de facturación del 7,2% debido al menor tráfico portuario y a la aplicación desde mayo de 2019 de una nueva valoración de terrenos y lámina de agua.

Tras la paralización de las obras en ejecución y el retraso de los concursos públicos ya licitados o en cartera, una vez superado el estado de alarma la Autoridad Portuaria retomó las obras y el plan de inversiones previsto para favorecer la activación de la economía y del empleo. Así, este ejercicio 2020 impulsará nuevos proyectos por un valor que rondará los 67 millones de euros.

Urbanización del espigón central

Entre las principales obras que se llevaran a cabo está la urbanización de la primera fase del espigón central, que se ejecutará en tres etapas y la primera, que comprende 201.399 metros cuadrados, ya ha sido adjudicada por 8,5 millones de euros, con un plazo de ejecución de ocho meses. La Comisión Europea ha aportado el 20% del importe de construcción de este muelle, 20 millones, en el ámbito del programa Connecting Europe Facility (CEF), y el resto ha sido sufragado con fondos propios de la Autoridad Portuaria.

Otra obra de importancia es la ampliación del muelle AZ1, que generará 50.000 metros cuadrados de superficie y una línea de muelle de algo más de 200 metros lineales para acoger nuevos proyectos. Las obras se licitarán durante el próximo otoño, por un importe de 29 millones aproximadamente.

Por otra parte, el Puerto de Bilbao adjudicará el 24 de septiembre los terrenos de 46.000 metros cuadrados a los que optan Repsol, DBA Bilbao Port y GM Fuel para sus proyectos energéticos. Está decisión se adoptará en un consejo extraordinario.