Tecnalia e Ibermática desarrollan un sistema de rastreo de contactos

El rastreo de contactos automatizados, como complemento al rastreo manual, se posiciona como la forma más eficiente de evitar la propagación del Covid-19, tal y como publicó la revista Science. Saber dónde ha estado y con quién cada nuevo positivo en la enfermedad facilitaría a los profesionales del rastreo una información clave para romper la cadena de transmisión. El reto al que se enfrentan estos sistemas de rastreo es garantizar la privacidad y el control de los datos para que su puesta en marcha en la sociedad sea viable.

Por ello, Tecnalia e Ibermática están desarrollando el primer sistema de detección temprana de exposición que garantiza la privacidad, con el objetivo de reducir la curva de contagios a través del rastreo de positivos, así como prevenir futuros rebrotes. Se trata de un piloto pionero en España del que se están realizando ya los ensayos a través de los teléfonos móviles. Esta tecnología garantiza la privacidad, gracias a un uso intensivo de la criptografía y la descentralización de la información.