El 83% de los asesores financieros elevará su exposición a bolsa

La cercanía de las vacunas abre el apetito por la renta variable, según la encuesta de EFPA y ‘elEconomista’. El sondeo ha interrogado a estos profesionales sobre cómo encaran los próximos 3 meses.

La percepción del mercado ha cambiado radicalmente en el mes de noviembre. Aunque la situación de la economía sigue siendo la misma –con datos macro todavía lastrados por los confinamientos de los que venimos–, vemos luz al final del túnel. Los anuncios sobre las ansiadas vacunas, que cada vez se ven más próximas, han sido recibidos con euforia compradora.

La bolsa vive de expectativas, y la de la recuperación económica ha impulsado a los mercados en las últimas semanas. Este cambio de tono también se deja notar en la forma en que los asesores financieros encaran el próximo trimestre. Según la encuesta EFPA-elEconomista, estos profesionales prevén elevar el peso de la renta variable en cartera, y prefieren la bolsa europea a la española. Al mismo tiempo –y en un escenario de tipos bajos para el que no se atisba el final–, optan por reducir la exposición a renta fija.

Este sondeo, fruto de la colaboración entre este periódico y la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera en España, se reedita con un nuevo enfoque de carácter trimestral. Se ha realizado entre un total de 560 miembros de la asociación, a los que se les plantearon las siguientes preguntas: En el próximo trimestre ¿prevé subir o bajar su exposición a renta variable?; ¿prevé subir o bajar su exposición a renta fija?; y, finalmente, ¿prevé subir o bajar su exposición a renta variable española frente a la europea?

Los resultados

A la primera pregunta, el 83% de los encuestados afirmó que subirá su exposición a bolsa; a la segunda, el 86% señaló que bajará el peso de la renta fija en cartera; y en lo relativo a la tercera cuestión, el 66% de los asesores señaló que en los próximos tres meses reducirá su exposición a bolsa española frente a la europea. El español es, entre los principales mercados del Viejo Continente, el que peor se recuperará del profundo daño causado por la pandemia de Covid-19. Sus heridas son más profundas que las que han sufrido otros países, debido a factores como el peso que en él tiene el sector turístico, uno de los grandes perjudicados por la pandemia, así como a la escasa presencia de tecnológicas.

Pese a todo, es cierto que el Ibex 35 es el índice (también entre los principales selectivos) que con más ímpetu ha celebrado que la llegada de una vacuna empiece a parecer algo palpable. El pasado 9 de noviembre, los mercados conocían la noticia de que los ensayos que estaba llevando a cabo la farmacéutica Pfizer mostraban que la vacuna tenía una efectividad del 90%. A ese anuncio, que ya desencadenó la alegría en los parqués, lo siguieron los de Moderna, Oxford, Astra Zeneca...

Desde aquel lunes 9 de noviembre, el índice de referencia de la bolsa española se dispara un 17,5%, es decir, 9,5 puntos porcentuales más que el EuroStoxx 50, que se revaloriza un 8% (con datos a 25 de noviembre, fecha de cierre de esta edición).

Gracias a este espectacular arreón, el Ibex ha logrado estrechar la salvaje brecha en rentabilidad anual que lo distanciaba del EuroStoxx 50: el índice español todavía se deja un 14,5% en 2020, y el europeo retrocede un 6,2%, con lo que los separan solo 8,3 puntos. Puede parecer mucho, pero hace un mes eran 16, y todo parecía indicar que el año se cerraría con la mayor brecha entre ambos de su historia.

Flujos hacia los fondos de bolsa

En el mes de noviembre, el entusiasmo de los inversores ya ha empezado a reflejarse, aunque sea de forma cautelosa, en los flujos netos que reciben los fondos de inversión de las gestoras españolas. Los primeros datos ya muestran un cambio de tendencia en lo que respecta a los fondos de renta variable, que están experimentando entradas netas de dinero en lugar de salidas.

De acuerdo con las cifras de Vdos, entre el 6 y el 18 de noviembre los fondos de renta variable captaron 65,53 millones de euros. Un volumen muy pequeño, pero que contrasta con los 76,82 millones de reembolsos netos que experimentaban en noviembre antes del primer viernes del mes.

Al mismo tiempo, el rally de noviembre ha llevado al Ibex 35 a cotizar en niveles no vistos desde la caída a cuchillo de la segunda semana de marzo. Con el mercado atisbando en el horizonte una recuperación económica progresiva gracias a la llegada de la inmunidad, un buen puñado de compañías han logrado recuperar niveles previos al crash de las bolsas. Son 26 valores, siete de ellos miembros del Ibex: Solaria, Pharma Mar, Siemens Gamesa, Viscofan, Cellnex Telecom, CIE Automotive e Iberdrola.

Citas clave por delante

Varias citas marcarán el devenir de los mercados de aquí a final de año. Está por ver qué medidas anuncia el Banco Central Europeo en diciembre -la reunión es el día 10-, y si decepciona o no con ellas. También la Reserva Federal podría tomar nuevas medidas de política monetaria; la fecha clave es el 16 de diciembre. Por otro lado, la incertidumbre sigue rodeando al posible acuerdo para el Brexit (para el que la fecha límite sería -teóricamente- el próximo 31 de diciembre) y está pendiente, además, que se confirme cómo se cierra el proceso electoral en Estados Unidos (y si se confirma o no que el Senado quedará en manos republicanas).