Ola de solidaridad en el sector durante la crisis sanitaria

El mundo inmobiliario se ha movilizado desde el inicio de la pandemia para ayudar al sistema hospitalario, investigación médica e instituciones que apoyan a los más vulnerables

La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 ha creado una ola de solidaridad en el conjunto de la sociedad de la que ha participado el sector inmobiliario. Sin duda, esto es lo más positivo dentro de una situación tan compleja. Desde el inicio de la pandemia, las empresas inmobiliarias se han movilizado y han unido sus recursos a los del conjunto de la sociedad para hacer frente al coronavirus y mitigar sus consecuencias. Muchas han sido las empresas que han llevado a cabo actos de solidaridad y hemos hecho una selección junto con Inmobiliarios Solidarios, una iniciativa no lucrativa del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid [SIMA] cuya misión es dar a conocer y poner en valor el compromiso de las empresas del sector inmobiliario español con la gestión responsable y el desarrollo de proyectos de contribución social.

En medio de una crisis con miles de muertos, la falta de material sanitario y de pruebas para diagnosticar el virus era nuestro talón de Aquiles y para ayudar en esta situación, Ismael Clemente, CEO de Merlin Properties, no dudó en sumarse a una iniciativa para traer desde China 4 robots que han sido instalados en hospitales en Madrid y Barcelona, para hacer diariamente 2.400 tests PCR, análisis seguros del Covid-19. Una operación que ha sido financiada por la cúpula directiva de Merlin Propertis y donde han participado todos sus empleados. Ha isdo una iniciativa con colaboración público-privada donde también han participado otras empresas, como Manpower, Inditex, Apple, Correos, Ikea, LLYC y Telefónica, que han aportado los ingenieros, logística, equipamiento e infraestructuras necesarios para la puesta en marcha de los robots.

Diagnosticar el virus era prioritario y también el banco de inversión Alantra, donó 305.000 euros para la adquisición de dos robots de alto rendimiento para el diagnóstico molecular del virus Covid así como la compra de nueve kits reactivos. Colonial ha donado un millón de euros para proyectos de investigación, financiación a hospitales y ha cedido espacios disponibles en edificios de Colonial.

Otro de los grandes problemas que se ha dado en esta crisis ha sido la falta de material sanitario y hospitales disponibles. Muchas empresas inmobiliarias han colaborado aportando material y alguna también colaborando en la infraestructura para montar el hospital de Ifema en Madrid. Grupo Lar y sus empleados junto con la Fundación Altamira-Lar han hecho donaciones para comprar mascarillas de protección para sanitarios. Grupo Lar se ha involucrado en el proyecto de Juan Gerstl, artista plástico de Madrid que ha convertido su estudio en un taller para producir 1.000 máscaras protectoras diarias - También se ha sumado GMP con una aportación económica a la Comunidad de Madrid para la compra de material sanitario y la Fundación Pryconsa ha dado un donativo para cubrir el coste de los materiales y confeccionar 10.000 mascarillas, 3.000 gorros, 3.000 batas y 1.000 pantallas de protección facial para hospitales y residencias de ancianos.

BNP Paribas y sus filiales en todo el mundo se han movilizado para ayudar al sistema hospitalario, la investigación médica y las instituciones que respaldan a las personas más vulnerables y jóvenes desfavorecidos. En España han hecho una aportación de 700.000 euros para sufragar los costes asociados a la pandemia aportando 500.000 euros a la Red de Hospitales Públicos de la Comunidad de Madrid. También ha donado 150.000 mascarillas a Cruz Roja española, y han puesto 30 coches para los desplazamientos del personal sanitario y otros 25 vehículos se han cedido a Protección Civil.

Century 21 en su oficina en Las Palmas de Gran Canaria, ha fabricado para el servicio sanitario, y a través de una máquina de impresión 3D, unas boquillas para los respiradores a través del instituto tecnológico de Canarias y la oficina en Madrid ha formado parte de la cadena haciendo el corte de los filtros TNT durante la creación de mascarillas destinadas a niños del municipio de Leganés.

Por otro lado, con el fin de colaborar con la economía familiar de los clientes, las principales promotoras del sector como Aedas Homes, Hábitat Inmobiliaria, Metrovacesa, Neinor Homes y Vía Célere, conscientes de la gravedad de la situación, han acordado conjuntamente aplazar el cobro de los próximos dos pagos a cuenta de los clientes que así lo deseen. Una iniciativa a la que se han sumado muchas promotoras como Quabit Inmobiliaria, Kronos, Inmobiliaria Espacio, etc. En el lado del alquiler, Asipa, la patronal de grandes inmobiliarias del alquiler, anunció una moratoria de rentas en sus inmuebles para un total de 21.000 pisos y la EMVS también aplicó una moratoria de pagos. También Alquiler Seguro ha creado un programa de ayuda para atender a inquilinos afectados por el Covid-19 con medidas como el aplazamiento o la reducción de renta con una bolsa de donaciones por parte de propietarios clientes de la empresa que han querido colaborar.

Las cadenas hoteleras también se han sumado poniendo sus hoteles a disposición del Gobierno para convertir sus hoteles en hospitales. Room Mate Hotels y Palladium Hotel Group fueron los primeros en la Comunidad de Madrid y más tarde se sumaron otros: Ilunion Hotels, B&B Hotels, Catalonia Hotels & Resorts o Soho Boutique Hotels.

Sareb también ha puesto en el mercado vivienda social para los más necesitados en esta crisis. Ha ampliado en 6.000 unidades su oferta, hasta 10.000 viviendas sociales que ha ofrecido a los Ayuntamientos. En esta línea, la startup, Badi, ha cedido 400 habitaciones a disposición de los profesionales sanitarios en Barcelona. Century 21, en la Ciudad Condal, ha ofrecido sin coste, viviendas a sanitarios durante el Estado de Alarma y en Madrid ha colaborado con la plataforma Emergency Home para buscar alojamiento gratuito cerca de sus trabajos para los profesionales sanitarios y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad de toda Europa. Y para los sanitarios o fuerzas de seguridad que busquen casa, Hábitat Inmobiliaria ofrece descuentos de 3.000 euros.

Por último, Prinex ha cedido su infraestructura tecnológica gratis durante esta emergencia.