Brasayleña profundiza en la fidelización y diferenciación

La Digitalización y el ‘delivery’ han sido los focos de su actividad. Con estas medidas la compañía ha impulsado su eficacia, y espera que se traduzca en mayor rentabilidad

La cadena de restauración Brasayleña ha retocado su plan estratégico 2021/2022. Dentro del nuevo enfoque de la compañía, fidelización y diferenciación serán los dos focos claves para este periodo post-covid.

“Todas las previsiones indican que, a finales de 2021 alcanzaremos las cifras previas a marzo de 2020. Hasta que llegue ese momento, nuestro foco principal es continuar avanzando en cuestiones que ya han demostrado que pueden ayudarnos a elevar la rentabilidad de cada uno de los establecimientos, mejorando además la satisfacción de nuestros clientes” ha afirmado Emilio Lefort, director de Expansión, Franquicias y RRII de Brasayleña.

Dentro de estos avances, la compañía ha destacado su apuesta por la diferenciación de su modelo de negocio. En la actualidad, en nuestro país existen distintos establecimientos de rodizio, pero ninguna cadena organizada como Brasayleña. La compañía se distingue por ofrecer un concepto único en cuanto a su oferta de productos (15 variedades distintas de carnes y cortes), y servicio a mesa con un show de maestros churrasqueros con la posibilidad de repetir todas las veces que el cliente lo desee por un precio cerrado.

En base a esta propuesta, Brasayleña ha apostado recientemente por el servicio para llevar, -Brasayleña opera actualmente con los tres gigantes del delivery, la fidelización de clientes, ha continuado apostando por la formación de su plantilla, y la digitalización, instalando la centralita virtual de la empresa Bookline para mejorar la experiencia de cliente a la hora de reservar integrándolo con la plataforma de reservas de cada local.

Brasayleña ha profundizado además en la tecnologización de los procesos de la compañía, introduciendo nuevos sistemas de control del establecimiento - de gestión del stock, de las ventas, de proveedores, de gastos, facturación, etc.-, en conjunto ayudas que pueden ahorrar muchas horas al mes, con el consiguiente ahorro económico.

Con todo ello, el objetivo de Brasayleña es continuar ampliando su penetración en el mercado de la restauración actual, donde ya cuenta con 25 restaurantes, y continuar expandiendo su red de franquicias especializadas en carnes asadas al estilo rodizio.