La pregunta trampa: ¿por qué quiere cambiar de trabajo?

En las entrevistas existen determinadas preguntas que sirven para conocer más al candidato. Sin embargo, ¿qué respuestas son las más correctas para optar al futuro puesto?

Casi el 30% de los trabajadores españoles ha cambiado de empleo en los últimos seis meses, según el último informe de Randstad. Existen múltiples circunstancias por las que un trabajador decide cambiar su rumbo laboral, sin embargo, en las entrevistas de trabajo, muchas veces, los reclutadores recurren a preguntas trampa para tratar de conocer mejor al candidato. Una de las que se repite con más frecuencia es la de “¿por qué quieres cambiar de trabajo?”. La intención que se esconde tras esta cuestión es conocer qué tipo de motivación tiene un candidato con el trabajo o con el puesto, qué le mueve, y en qué se fija para decidirse.

Consejos

Asimismo, busca comprobar el compromiso del candidato con la empresa en la que trabaja, y prever así el que tendrá con la empresa a la que presenta la candidatura. Por ello, algunas de las respuestas más acertadas son:

Necesitar un cambio. Si está haciendo un cambio de carrera, ¿es porque simplemente llegó al punto en el que ya no podía soportar lo que estaba haciendo? Si es así, esa no es necesariamente la mejor manera de presentarlo a un posible empleador. En cambio, decir algo como: “Estoy buscando oportunidades que me permitan aprovechar al máximo mis habilidades” es una forma mejor de presentarlo. Y es que, los posibles empleadores buscan estabilidad, así que haga todo lo posible para demostrar que no solo busca este puesto por capricho, sino que ha tomado medidas para prepararse y ha realizado una investigación de la industria para asegurarse de que esto es lo que desea.

No compartir la ética de la antigua empresa. Puede que el motivo real para cambiar de trabajo sea la existencia de algún problema en la actual compañía. Pero confesarlo puede ser negativo, pues pondrá al reclutador en estado de alerta: ¿volverá a tener problemas? ¿es una persona conflictiva? de quién era la culpa? A pesar de los desencuentros que se hayan podido tener con la anterior empresa criticar a su antiguo empleador no le irá bien -incluso si es bien merecido-.

Lo mejor en estos casos es adaptar la respuesta, diciendo que se busca una empresa con una cultura o una dinámica diferente, evitando culpa a la anterior compañía. En cambio, intente convertir la conversación en los valores que comparte con este nuevo empleador potencial. Asimismo, puede describir lo que admira de la compañía con la que está haciendo la entrevista, cómo se enfocan en la diversidad y la inclusión o se esfuerzan por ser conscientes del medio ambiente. Esto también le dará la oportunidad de demostrar que hizo su tarea de informarse sobre la compañía.

Buscar un salario mejor o una promoción. Una de las causas más habituales para dejar un trabajo tiene que ver con no recibir un aumento de sueldo, así como querer un ascenso en tu puesto de trabajo. Sin embargo, hay distintas maneras de expresarlo en una entrevista sin parecer amargo. Puede comenzar explicando que ha alcanzado el límite de crecimiento en su posición o que quiere dar un giro a su vida.

Cualquiera que sea la razón es recomendable contar la historia de por qué fue mutuamente beneficioso dejar la empresa. Para ello, prepare una historia honesta con una razón lógica que no revele demasiada información personal o chismes de la compañía. Si te despidieron, puedes usar esto como una oportunidad para discutir qué lecciones aprendiste y qué harías ahora de manera diferente.

Los motivos del reclutador

Por último, en cuanto a las razones por las que el reclutador de una empresa se interesa por los motivos de un candidato para cambiar de compañía predominan tres:

Saber las motivaciones. El reclutador quiere saber qué te impulsa a cambiar, qué expectativas tienes, qué ambiciones, etc.

Cómo te encontrabas en tu trabajo. El reclutador querrá saber si existe algún tipo de problema o conflicto con tu actual empresa, para entender si está delante de un candidato difícil. También le interesa saber cómo estás en tu trabajo para conocer el nivel de urgencia/interés que tienes por cambiar.

Evaluar si lo que buscas está en sintonía con lo que la empresa ofrece. Necesita saber si lo que la empresa te va a ofrecer es motivante y cubre las expectativas del motivo del cambio.