La ingeniería: 300 años al servicio del avance energético

Nueve años y 100 números de elEconomista Energía. Estos datos están lejos de ser sólo una estadística: representan un compromiso que ha convertido al periódico en una referencia informativa de esta industria. Y si los aniversarios son momentos para festejar, también cabe hacer balance y mirar al futuro. Como primer ejecutivo de Eptisa, no puedo dejar de plantear un breve recorrido por el papel que ha desempeñado la ingeniería en este campo. La apuesta del diario por el sector energético ha sido un acierto, porque es uno de los motores de nuestro mundo, tal y como lo conocemos, al menos a partir del siglo XVIII. En los últimos tres siglos, la energía ha sido una poderosa herramienta al servicio de la mejora de nuestra calidad de vida, que marcó un punto de inflexión con la revolución industrial, período en que se vivió una de las más profundas transformaciones sociales y económicas de la historia.

En ese momento arrancó un proceso de cambio continuo. Entre el siglo XVIII y el primer cuarto del siglo XX, el reto consistió en la generación, transformación y distribución de la energía. La ingeniería contribuyó al desarrollo de equipos, trazados, líneas de transmisión y distribución, así como en el diseño de centrales hidráulicas y de combustibles fósiles. En el siglo XX, la aportación de los ingenieros se centró en el desarrollo de las centrales nucleares y de ciclo combinado. Es en este periodo, precisamente en 1956, que se funda Eptisa. La compañía se convierte en un actor fundamental en España y en el extranjero, al participar en proyectos de primera magnitud en los cuatro rincones del globo.

Hoy, la sociedad demanda una energía sostenible y que llegue a todos los puntos del planeta. Esta necesidad solicita cambios profundos en el sistema, que abordan aspectos muy dispares. Destacan la irrupción de las energías renovables, la gestión y el control de posibles pérdidas en cada fase del proceso, hasta el control y operación (smart grid) de los múltiples productores que pueden conectarse a la red. Quedan aún muchos retos en el desarrollo del sector energético y en todos ellos la ingeniería tendrá un papel fundamental, como ha sucedido en los últimos 300 años. Eptisa y sus más de 1.000 profesionales juegan un rol en todos estos ámbitos, con proyectos en más de 50 países del mundo. Nos hemos convertido en un embajador de la ingeniería española y, desde esta posición, nos gustaría felicitar a elEconomista por su exitosa apuesta. Por muchos años más de ingeniería puntera e información de calidad.