Es necesario un plan de ruta sólido para una transición energética justa

ElEconomista, tanto en sus páginas diarias como en su especial Energía, que hoy llega a sus 100 primeros ejemplares, ha contribuido a que el mundo económico y empresarial conozca mejor y comprenda el funcionamiento y entresijos del sector energético. La constancia en el trabajo y la calidad del mismo merece el reconocimiento, agradecimiento y apoyo por parte de empresas como Alpiq.

Alpiq es una boutique energética enfocada en contribuir a la sostenibilidad medioambiental y a la seguridad del suministro energético en Europa, manteniendo la esencia de sus raíces suizas. Las actividades de Alpiq en nuestro país son un buen ejemplo de ello. Contribuimos a la integración de renovables en el sistema energético, gestionando activamente las instalaciones de nuestros clientes en los diferentes mercados, y ayudando a mitigar sus riesgos. Y ofrecemos soluciones competitivas y adaptadas a las necesidades de nuestros clientes para satisfacer su demanda energética de manera eficiente, fiable y predecible. Adicionalmente, en Alpiq estamos muy orgullosos de nuestra contribución a la seguridad de suministro gracias a nuestro ciclo combinado Plana del Vent (Tarragona). Los ciclos combinados son esenciales en el tablero energético español, especialmente en el marco de un despliegue de renovables sin precedentes, pero que no puede abordarse de manera segura sin el necesario respaldo y la flexibilidad que los ciclos combinados aportan al sistema.

Estamos convencidos de que sostenibilidad, precios competitivos para nuestra industria y nuestros hogares y seguridad de suministro no han de ser elementos incompatibles. Por ello, tenemos confianza en que la Administración defina un plan de ruta sólido y predecible, desde el punto de vista regulatorio, que apuntale los pilares de una transición energética justa y permita el despliegue de nuevas tecnologías, incluso aquellas más disruptivas (almacenamiento, hidrógeno, autoconsumo, gestión de la demanda...), evitando medidas cortoplacistas que podrían introducir incertidumbre y causar distorsiones en el mercado. Por otra parte, nuestra presencia activa en los hubs energéticos europeos nos permite afirmar que España debe apostar por una mayor integración de nuestros mercados energéticos con el resto de mercados europeos tanto desde el punto de vista regulatorio como desde la óptica de infraestructuras.

Alpiq hace suyos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la agenda 2030 marcada por Naciones Unidas. No queremos que esto sea una mera declaración retórica y, si bien hacemos nuestros los diecisiete objetivos, ponemos el foco especialmente en el séptimo energía limpia a precios accesibles, octavo trabajo decente y crecimiento económico y decimotercero acción climática, que son claves, entre otros, en nuestro despliegue estratégico. El mercado español es esencial para Alpiq y trabajamos para crecer, generar valor y ser la opción preferida para las empresas que necesitan un partner fiable, flexible y cercano para cubrir sus necesidades en el ámbito energético.