Endesa cerrará la central de As Pontes al no poder usar biocombustibles

Las mezclas de biocombustibles y carbón que Endesa ha estado probando en su central térmica de As Pontes (A Coruña) no permiten prolongar la vida de la instalación debido a un cúmulo de razones, especialmente de carácter medioambiental. La compañía mantiene, por lo tanto, el proceso de cierre iniciado en diciembre de 2019 y activa su Plan Futur-e para la búsqueda de proyectos empresariales que se implantarán en la localidad.

Las pruebas ponen de manifiesto, según el informe del Comité Técnico de Endesa encargado del seguimiento de los ensayos, que la mezcla de carbón y lodos de depuradora generaría cada año entre 76.000 y 106.000 toneladas de cenizas que no serían admitidas en los vertederos de residuos no peligrosos por superar los límites de selenio, sulfatos y carbono orgánico disuelto. La térmica emitiría también mercurio en valores próximos al máximo establecido.