Renovamos el compromiso de explicar los avances del sector más innovador

El 22 de mayo de 2013, vio la luz el primer número de esta revista y ahora alcanzamos la primera centena. Estamos de celebración y las primeras palabras tienen que ser de agradecimiento a quienes nos habéis acompañado en este fecundo viaje: a los lectores, a los patronos, a los anunciantes... En aquel primer editorial nos confesábamos fans de Internet, al que calificábamos como “el invento de nuestras vidas” porque, como hemos comprobado tantas veces, nos ayuda a ser mejores, a acceder al conocimiento, a estar cerca de los que queremos... Ya en aquel momento, la red de redes había cambiado muchas cosas de nuestra vida, pero todas las innovaciones surgidas en estos nueve años la han modificado aún más y en todos los ámbitos. Desde el hogar digital a la industria 4.0., hemos escrito mucho en estas páginas sobre aplicaciones reales de la inteligencia artificial, del Internet de las cosas, del machine learning, del big data, de la robótica, de la realidad virtual y aumentada...

En este tiempo, hemos asistido como testigos de excepción a la presentación de tecnologías muchas veces disruptivas, que marcaban un antes y un después en la manera de hacer las cosas. Ha llegado el momento de reflexionar sobre cómo cada uno de estos avances ha ido moldeando la manera en que vivimos, trabajamos, nos divertimos, compramos, nos relacionamos con los demás, somos solidarios... Todos esos avances tampoco nos pueden hacer olvidar los posibles problemas que pueden conllevar. La brecha digital es uno de ellos y entre todos tenemos que trabajar para que nadie se quede atrás en esta evolución que muchas veces vemos como imparable. Otro de los inconvenientes de esa omnipresente conectividad es una mayor exposición a sufrir ciberataques, para lo que es indispensable tomar medidas de seguridad que ayuden a minimizar esos riesgos. Tampoco podemos olvidar la especial vigilancia, sobre todo a través de las redes sociales, de derechos que pueden estar más desprotegidos (honor, privacidad o intimidad) y en quienes pueden ser más vulnerables en estas plataformas. En un nivel más técnico, en esta última década también nos hemos tenido que acostumbrar a las continuas actualizaciones de software y hardware, a veces para añadir esas medidas de protección a las que hacíamos referencia, otras veces para mejorar sus funciones...

Para los próximos 100 números de Digital 4.0, queremos renovar nuestro compromiso y seguir contando todas las novedades que se produzcan en este sector tan innovador. Lo haremos con la misma frescura y espíritu divulgativo que hemos buscado desde el principio. Rastrearemos las aplicaciones reales que pueden ayudarnos a mejorar nuestras vidas, en cualquier ámbito de actividad. La tecnología y la digitalización ha demostrado todo su poder en los peores momentos y estamos seguros de que nos seguirá dando muchas alegrías en el futuro. Estaremos encantados de seguir contándoselo desde estas páginas.