Javier Fernández, director del Centro de Excelencia del Sector Naval (CESENA): “La digitalización nos ayudará a conseguir un sector naval más competitivo y sostenible”

La digitalización llega también con fuerza al sector naval. El pasado mes de septiembre se inauguró el Centro de Excelencia del Sector Naval (CESENA), con sede en Ferrol, que dará cobertura nacional y atraerá talento internacional. Hablamos con su director, Javier Fernández, para conocer sus objetivos y proyectos en marcha.

En el CESENA trabaja medio centenar de ingenieros de Siemens, que ha reforzado su compromiso con la modernización de la industria naval española tras haber adquirido FORAN, uno de los sistemas de diseño más comercializados del mundo, y promover junto con Navantia y Pymar un plan de acciones para avanzar hacia el Astillero 4.0.

¿Qué va a suponer la creación de este centro de excelencia?

Como señaló el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, durante su inauguración, el CESENA está llamado a ser el centro de referencia del PERTE Naval. Y esa es nuestra misión, dar soporte para la transformación digital de toda la industria naval española. La idea es traccionar con todos los ecosistemas, desde la industria de defensa en torno a Ferrol, Cartagena y Cádiz a la industria civil desde la Ría de Vigo a la Cornisa Cantábrica fomentando la colaboración con las diferentes asociaciones sectoriales y apoyando a los astilleros y toda su cadena de valor con soluciones digitales que integren sus procesos, mejoren su rendimiento y optimicen su fabricación para mejorar la calidad del buque que se entrega al armador. Y para ello, el CESENA dispone de un centro de experiencia digital para que, de manera inmersiva, la industria pueda conocer como la digitalización puede apoyar a mejorar sus procesos.

Ya hay medio centenar de ingenieros de Siemens involucrados en CESENA... ¿En qué están trabajando?

Se trata de un equipo internacional que colaborará en dos áreas. La primera de ellas desarrollará las iniciativas propias del CESENA. En la segunda, se participará en el proyecto de referencia del sector, que es el Programa Elcano que ha lanzado Navantia para la construcción de las Fragatas F-110. Dentro de las labores que se están desarrollando en el CESENA habrá perfiles de empleados que cocrearán con las empresas del sector naval para conocer qué partes de sus procesos productivos pueden ser optimizadas aprovechando las experiencias de los nuevos proyectos de Navantia y otras referencias internacionales. Es un traje a medida para aplicar las soluciones más idóneas. Los empleados del CESENA también colaborarán con la digitalización de la cadena de suministro. Otro elemento clave del desarrollo de este centro son los perfiles especializados que se encargarán de la formación de los profesionales para el programa educativo Marine Digital Twin, que se lanzará en las próximas semanas.

¿Qué nos falta para alcanzar el nivel de ‘Astillero 4.0’?

La industria española es consciente de que hay que ser competitivos en un contexto marcado por la fuerte rivalidad internacional. No hay que olvidarse que es un sector cíclico, que necesita cada vez ser más sostenible y que tiene siempre presente la gran amenaza de los astilleros asiáticos. Ahora mismo, algunos actores importantes del sector naval no lo están pasando bien. La industria es consciente de que necesita transformarse hacía ese Astillero 4.0, pero en muchos casos están en una fase muy preliminar, en la que necesitan comprender cómo le puede ayudar la digitalización a ser más competitivos y a asegurar su futuro. Queda bastante camino por recorrer.

¿Cómo van a mejorar la productividad en un 25%?

Las tecnologías en torno al Gemelo Digital no solo impulsan la mejora de la productividad que comentas. También pueden ayudar en otros retos clave de la industria naval como son lograr un futuro más sostenible y descarbonizado del sector o la búsqueda de una colaboración más estrecha del negocio con los armadores para que la operación de sus buques sea más rentable. En el caso de la productividad, tenemos ejemplos en Europa, concretamente en Alemania, de astilleros que gracias a la utilización de herramientas de simulación integradas en nuestro porfolio Xcelerator, han mejorado su productividad. Por ejemplo, gracias a la simulación de todas las operaciones de fabricación, han logrado optimizar su producción en un 15%.

Y en el caso de la sostenibilidad, ¿qué ventajas aporta la transformación digital en este sector?

El sector naval está plenamente comprometido en el esfuerzo global para alcanzar los objetivos de sostenibilidad. No hay que olvidar que el negocio está sometido a una normativa orientada hacia su descarbonización. Desde Siemens trabajamos en sistemas de propulsión innovadores con combustibles cada vez menos contaminantes. Ya a finales del Siglo XIX fuimos capaces de desarrollar una tecnología para que un buque tuviera propulsión eléctrica (sin chimenea). Desde entonces, nuestra compañía ha estado permanentemente innovando en soluciones de propulsión para que los armadores operen sus buques de forma más eficiente y sostenible.

¿Qué papel asume ahí la transformación digital?

La digitalización es clave en esta innovación. Desde el concepto inicial del diseño del buque se busca la optimización de la forma del casco para que sea lo más hidrodinámica posible. Hoy en día, tenemos clientes que, gracias a la integración del diseño y la simulación, pueden predecir el rendimiento de millones de potenciales formas del casco en un espacio muy breve de tiempo para reducir hasta en un 30% el consumo de combustible. Este proceso sería inviable sin la digitalización.

¿En qué posición se encuentra nuestra industria naval a nivel global?

España ha sabido ocupar su nicho de mercado especializándose en buques de alto valor añadido, tecnológicamente complejos y con un elevado componente innovador al incorporar sistemas que contribuyen a una explotación sostenible. Estas características atraen a los armadores que encargan sus buques y los reparan en España. Los casos más llamativos son los buques offshore para el mantenimiento de parques eólicos, los buques oceanográficos y los buques destinados a la acuicultura, donde la industria naval española es referente internacional. Pero más allá del contenido altamente tecnológico de estos buques, hay que dar un salto de calidad en la transformación digital de los procesos productivos y es aquí donde el PERTE Naval entra en escena. El acuerdo con Navantia y Pymar en este terreno permitirá incrementar en los próximos seis años la competitividad del sector en un 20%, con un efecto positivo de más de 3.000 millones de euros para la economía y la generación de 1.700 puestos de trabajo. A todo ello se suma la reciente adquisición de FORAN, el software de diseño e ingeniería naval de Sener, que complementará toda esta estrategia de digitalización.

¿Y qué papel juegan las personas en este proyecto?

Otro pilar fundamental para la transformación del sector en el que pretendemos traccionar desde el CESENA son las personas. El sector naval necesita contar con trabajadores capacitados en habilidades digitales. Para ello y apoyándonos en la industria, hemos creado el programa educativo Marine Digital Twin, que lanzaremos en breve, con el objetivo de formar y certificar a los trabajadores del sector naval. El sector es consciente de esta necesidad de incorporar talento digital, por lo que ya hemos firmado un acuerdo con el Clúster Naval Marítimo de Cádiz, alianza que pretendemos hacer extensiva a otras zonas de España. Pero queremos ir más allá, desde el CESENA estamos en conversaciones con las principales universidades de ingeniería naval de España así como Centros de Formación Profesional de referencia para dotarlas con las herramientas digitales que sus estudiantes se encontrarán cuando accedan al mundo laboral.