El trabajo temporal como tendencia clave para 2021

Tras un año de pandemia mundial que ha impactado a todos los sectores de mercado, algunos de forma positiva, pero otros muchos con dificultades y malos pronósticos, lo que nos deja como cierre es que todo ha cambiado, incluido el mercado y sus necesidades. Por lo que, además de saber adaptarse al cambio y actuar en consecuencia, hay que buscar y crear nuevas oportunidades.

Según Asempleo, asociación de empresas de trabajo temporal, la pandemia provocará la destrucción este año de 600.000 empleos en España y solo se recuperarán 200.000 en 2021.

Son datos desalentadores para muchos negocios y personas, pero también a raíz de esta situación hay servicios que están ofreciendo soluciones que hasta ahora no se habían tenido en cuenta.

El trabajo temporal, por ejemplo, que hasta hace poco aún causaba reticencias por su equívoca imagen de desvaluar el talento, ha demostrado este año que puede dar soporte y expertise a las empresas que se enfrentan a una incertidumbre constante sobre la prosperidad de su negocio a causa del Covid-19.

La empleabilidad temporal ofrece una estrategia que se adapta al cambio de necesidades, de oferta y demanda, con perfiles expertos, formados y tenaces que ayudarán a las compañías a sacar adelante su producción a pesar de las dificultades.

Perfiles específicos en entornos cambiantes

La contratación de perfiles temporales ha aumentado a lo largo del año. Este tipo de servicio ofrece soporte y confianza a las compañías al tener que hacer frente a picos inesperados de trabajo o a los constantes cambios que asume el país según la evolución de la pandemia.

Las necesidades del mercado y de las personas cambian rápidamente y adaptarse a ellas lo mejor posible es el nuevo reto para muchas empresas.

Operarios de preparación de pedidos, conductores/as de reparto, mensajeros/as a domicilio de ‘última milla’, manipuladores/as de almacenes de distribución, operarios para el sector cárnico y alimentación, perfiles relacionados con fabricación y distribución de productos para el hogar, para el almacenaje de ropa o mobiliario, y perfiles IT, han sido los más demandados el último trimestre de 2020 y con previsión para 2021.

Con el conocimiento de la situación de diferentes empresas que han apostado por la temporalidad es que, si se mantienen las condiciones de mercado, afectadas directamente por las circunstancias causadas por el Covid-19, se mantendrá esta misma tendencia, al menos, en los primeros meses del año.

Sectores que aumentan su demanda

Los perfiles mencionados suelen provenir de los sectores relacionados con la alimentación, concretamente industrias cárnicas, la logística, el hogar y el e-commerce. Estas son las principales industrias que seguirán apostando por el servicio del trabajo temporal.

Necesitan personal que les ayude a hacer frente a la inestabilidad del entorno y el trabajo por proyectos o picos fuertes ofrece mayor seguridad a las empresas.

Estos sectores han visto variar sus previsiones a causa de la nueva normalidad que viven muchas personas. Mayor tiempo en casa o trabajo en remoto han propiciado cambios en el hogar: nueva decoración, espacio para un despacho, etc. Del mismo modo que, para evitar el contacto, la tendencia de la compra online se ha disparado, consiguiendo batir todos los rankings de ventas por internet que había hasta el momento.

Las competencias más buscadas

Entre las competencias más demandas en relación con los perfiles y sectores anteriormente mencionados suelen destacar la buena capacidad de aprendizaje de nuevas tecnologías, la adaptación a los entornos en constante cambio ya sea funcional como de relación, la capacidad de trabajo en entorno virtual, la buena resolución de imprevistos y el trabajo en equipo.

El trabajo temporal como tendencia 2021

A pesar de la realidad que viven sectores más afectados, muchos negocios de sectores como el logístico, el industrial, el de la alimentación (cárnicas), etc., a lo largo del año han visto crecer la demanda de sus productos y servicios.

Esto ha generado la necesidad de ampliar sus plantillas en poco tiempo. Y es en este sentido en el que las empresas de trabajo temporal han hecho palpable los beneficios de sus servicios, aportando conocimiento de sus negocios y necesidades, personal cualificado y con disponibilidad para una rápida incorporación, y acompañamiento.

La nueva realidad ha generado cambios en la forma de consumir, aumentado considerablemente la demanda del e-commerce o comercio electrónico por su comodidad de compra y entrega, la industria mobiliaria, la alimentación.

La rápida adaptación a los entornos digitales por parte de industrias que hasta este año no se habían planteado ningún cambio en ese aspecto, incluso estaba fuera de cualquier plan de implementación a futuro.

Adecuar todos estos cambios y necesidades ha sido y seguirá siendo un reto para muchas empresas, pero que, mediante el trabajo temporal, encuentran ahora una solución.