Kompuestos ingresó un 8,2% menos durante
el primer semestre

Kompuestos cerró el primer semestre del año con unos ingresos de 22,4 millones de euros, un 8,2% menos respecto a los primeros seis meses del año pasado. La compañía asegura que la caída se debe directamente a los efectos de la pandemia del Covid-19 sobre la demanda de fabricantes pertenecientes a actividades no esenciales. Esta caída se ha visto en parte compensada por un aumento de la demanda de los fabricantes de bienes y productos clasificados como vitales. Tras el decreto del estado de alarma y durante las prórrogas que mantuvieron al país encerrado en sus casas, la compañía pudo seguir trabajando con normalidad aplicando las correspondientes medidas de seguridad. Este hecho, unido a la creciente participación de la compañía catalana en mercados internacionales, permitieron amortiguar la caída de ventas derivada de la crisis.

El beneficio antes de impuestos ascendió hasta los 1,23 millones de euros, un 44,5% por debajo del primer semestre del año anterior, de nuevo por culpa del descenso de la demanda a raíz del Covid-19. No obstante, el margen bruto de explotación de la compañía se mantuvo en el mismo nivel del 29,7% con respecto al mismo período del año 2019. La variación de existencias se incrementó en 925.000 euros.