Jose curbelo, presidente de COFIDES: “Los fondos soberanos son grandes aliados para invertir en empresas españolas”

Cofides refuerza su apuesta por la financiación sostenible y la digitalización junto a socios clave como los fondos soberanos, que en 2022 movieron 10,5 billones de dólares, es decir, 7,5 veces el PIB español. La gestora ha culminado el periódo de inversión del Fonrec con un 78% de los 1.000 millones concedidos a 89 compañías.

Tras culminar la inversión del fondo de recapitalización Fonrec con un 78% de los recursos invertidos en 83 compañías, Cofides refuerza su apuesta por la financiación sostenible junto a socios clave con capacidad de inversión en empresas españolas y sus filiales en el exterior, con especial énfasis en la región mediterránea. La entidad público-privada sigue impulsando su red de colaboración con fondos soberanos que operan en la región EMENA, (Europa, Oriente Medio y Norte de África) dirigida a la cofinanciación y movilización de recursos financieros del sector privado.

Cofides colabora con los fondos soberanos principalmente a través de las coinversiones, mediante asociaciones estratégicas ¿cuándo prevén anunciar esos primeros proyectos conjuntos de interés para movilizar las inversiones extranjeras en España? ¿En qué sectores podrían materializarse?

Con muchos fondos soberanos compartimos el compromiso con la transición energética, por lo que pueden resultar aliados en proyectos de financiación climática, por ejemplo. Todavía es pronto para poner fecha a los primeros proyectos, pero seguimos impulsando el plan de trabajo con la red de fondos soberanos del Mediterráneo, definiendo sectores de interés e identificando oportunidades de cofinanciación, siempre adoptando estándares comunes de financiación sostenible.

¿Para Cofides es clave colaborar en alianzas de este tipo?

Sin duda. Los fondos soberanos son actores clave para la mejora del gobierno corporativo, la inversión responsable, y, especialmente, por su papel estabilizador gracias a sus estrategias de inversión de medio y largo plazo. Cofides es un miembro activo del Foro Internacional de Fondos Soberanos de Inversión (IFSWF por sus siglas en inglés) y de One Planet Sovereign Wealth Funds. Probablemente, la partida figure ya en los próximos Presupuestos Generales del Estado porque es uno de los ejes estratégicos del plan de transformación de nuestro modelo productivo ligados a la digitalización y la sostenibilidad. El objetivo es crear lazos y alianzas para atraer inversión a la empresa española con un riesgo retorno ajustado para estos inversores, los fondos soberanos, que mueven grandes recursos globales.

¿Qué balance realiza del Fondo de Recapitalización (Fonrec) dirigido a empresas afectadas por la crisis sanitaria?

Ha sido un desafío, un trabajo arduo y meticuloso, pero el balance es muy positivo. Un gran éxito, con un 78% de los 1.000 millones concedidos a 89 compañías. Nuestra plataforma de proyectos ha dado entrada a 143 empresas interesadas, pero muchas de ellas se quedaron por el camino por no haber terminado de completar la solicitud o no superar los criterios de elegibilidad. Lo decisivo no es cuánto capital se ha invertido, sino el hecho de que ninguna empresa española en situación de necesidad y que cumpliera los requisitos se haya quedado sin financiación.

¿En qué plazo se van a reembolsar las ayudas y qué seguimiento hará Cofides de los proyectos asignados para garantizar la devolución de la inversión pública?

Tenemos la obligación de acompañar hasta ocho años a las compañías para su vuelta a la rentabilidad, que es el objetivo último que se persigue junto a que se devuelva lo antes posible la inversión realizada por el Estado. Todas las empresas tienen un período de carencia. Pero, en función de cada compañía y de su situación financiera, se ha fijado un calendario a medida para la devolución, con carácter semestral o anual. La financiación aportada por el Fonrec se ha esculpido teniendo en cuenta cada plan de negocio y la generación de caja de cada empresa. Es decir, el calendario se ha diseñado como un traje totalmente “a medida”.

La duración de la financiación es de ocho años máximo, pero el fondo busca una rápida amortización, ¿en qué plazo? ¿Alrededor de cinco años?

Sí. El tipo de interés puede llegar hasta el 8%, es algo que viene detallado desde Bruselas. Durante los primeros años la financiación es relativamente barata. A partir del tercero o cuarto su coste empieza a subir, situándose por encima del que la empresa, estando en buenas condiciones, podría obtener en el mercado.