Aire Networks se internacionaliza de la mano de Magnum

La gestora española está impulsando el crecimiento de la firma de forma orgánica e inorgánica y espera que la firma alicantina cierre 2021 con una facturación de 120 millones

En 2019 se cumplieron 20 años desde que Raúl Aledo, Miguel Tecles y Emilio Gras, uniesen sus caminos para adentrarse en el competitivo mundo de las telecomunicaciones y fundasen Aire Networks. Actualmente Aire es el cuarto operador mayorista de telecomunicaciones en España. En apenas dos décadas, la pequeña empresa que iniciaba su andadura con menos de 20 kilómetros de radioenlaces para transportar Internet a través de las ondas, ha pasado a contar con más de 27.000 kilómetros de red, emplear a 200 profesionales y ofrecer servicios mayoristas de tránsito IP, telefonía fija, telefonía móvil y televisión con desarrollos propios y elevado valor añadido gracias a su departamento de I+D+i.

A mediados de febrero de este año daban un paso fundamental en su crecimiento con la adquisición del operador de telecomunicaciones portugués AR Telecom. Con esta operación, la compañía alicantina entraba en el mercado luso e iniciaba su proceso de internacionalización. “La compra de AR Telecom ha supuesto, por un lado, nuestra entrada en el mercado luso y, por otro, dar el primer paso para nuestro proceso de internacionalización. Con este movimiento nuestro objetivo es mejorar nuestro posicionamiento como operador global líder en materia de comunicaciones, tecnología y servicios para operadores y empresas”, asegura su Consejero Delegado, Raúl Aledo, a elEconomista Capital Privado. “Hemos adquirido una compañía de reconocido prestigio como suministrador de Comunicaciones Unificadas para empresas, así como un expertise de largo recorrido en la provisión de soluciones de datos, conectividad, cloud e infraestructura de data center”, añade.

La entrada de Magnum, un punto de inflexión

Con esta compra, la compañía española de telecomunicaciones sigue con su senda de crecimiento inorgánico, que ya arrancó en 2019 con la adquisición de Unelink y Prored, y continuó en 2020 con la compra de LCRcom, todos ellos operadores y empresas líderes en sus respectivos segmentos. Un proceso de expansión tras dos décadas de operaciones que tuvo su punto de inflexión en el año 2018 con la entrada de la gestora española Magnum Capital en el accionariado, manteniendo su presencia los socios fundadores. A partir de ese momento se han llevado a cabo varias adquisiciones de otras empresas con el fin de complementar la oferta de la compañía. “La entrada de Magnum en el capital supuso un importante impulso para acometer el ambicioso proyecto empresarial diseñado por la compañía. Desde su entrada, se ha mantenido una línea constante de crecimiento inorgánico con la adquisición de varias compañías”, reconoce Aledo.

El cofundador reconoce a esta publicación que la entrada del fondo a su capital también ha supuesto “un espaldarazo” a su plan estratégico, donde destaca “la internacionalización, la ampliación de la red actual de comunicaciones a nuevas zonas geográficas, la implantación de nuestro propio core de telefonía móvil y el desarrollo de nuevas líneas de actividad relacionadas con la ciberseguridad, los centros de datos y los servicios as a service basados en la nube”.

Planes de futuro

Pero la adquisición de la compañía lusa es solo el principio de lo que esperan sean más operaciones de éxito. “Estamos de manera continua buscando nuevas oportunidades para reforzar nuestra presencia en la Península Ibérica y reducir el time to market en las soluciones que vamos generando diariamente. No todas las operaciones son compras de compañías como tal”, explica. Por ejemplo, en los últimos días han cerrado y culminado la integración de Zalón “como solución de orquestación, que complementa el portfolio de soluciones en la nube” que comercializan bajo el paraguas de la marca Oasix.

Por otro lado, a inicios de año el operador mayorista de telecomunicaciones ha llegado a un acuerdo con la compañía Onivia para acceder a su huella de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) y ofrecerla a sus clientes operadores, una colaboración que le permitirá llegar a más de un millón de hogares. Aire Networks señala que esta alianza refuerza su servicio bitstream, con el que a lo largo de 2021 tiene previsto cubrir “todo el territorio nacional”, y pone a disposición de sus clientes un total de 3.000 kilómetros de FTTH que poder comercializar, con coberturas de hasta 1 Gbp de velocidad potencial.

Crecimiento en las ventas

Aunque 2020 ha sido un año convulso por la pandemia, la compañía ha esquivado el bache y continuado con su senda de crecimiento cerrando el año con una facturación como grupo cercana a los 85 millones de euros. Para este año que todavía sigue siendo muy incierto debido a la pandemia, esperan seguir creciendo a muy buen ritmo. “Este año, con la reciente adquisición de Ar Telecom, la facturación consolidada de todo el grupo se situará en el entorno de los 120 millones de euros”, reconoce Aledo.

Un dato que refleja la buena marcha de la compañía y del sector de las telecomunicaciones en general es el ritmo de contrataciones. La pandemia ha catapultado el uso de las nuevas tecnologías y la digitalización de nuestra sociedad, que ha tenido que darse a pasos agigantados.

En el caso de Grupo Aire, ese aumento de la actividad ha revertido en el capital humano, sumando un total de 70 nuevas incorporaciones a lo largo de todo el año pasado. En 2021 el ritmo de contrataciones se mantiene reportando en el primer trimestre de 2021 un total de 44 nuevas incorporaciones al grupo.

A medio plazo, esta compañía alicantina de telecomunicaciones es ambiciosa y optimista. “Queremos seguir trabajando para posicionarnos como referentes en el mercado de las telecomunicaciones, aunando nuestros servicios de conectividad con los relacionados con centros de datos y soluciones en la nube”, explica Aledo que considera que en la unión de esos dos conceptos está Grupo Aire, “proporcionando una base de conectividad indispensable para desarrollar de forma exitosa la transformación digital que necesitan las empresas”.

En todo este camino en el que llevan trascurridos ya más de 20 años apuestan por seguir teniendo un carácter diferencial y hacer “lo que no hacen los demás”, que es lo que consideran que les ha hecho llegar hasta aquí. “Y todo gracias a un equipo humano que para mí es lo más importante y que es el que ha conseguido que Grupo Aire haya llegado hasta donde estamos hoy en día”, reconoce el consejero delegado de Aire.