Hacia la recuperación

La actividad de Venture Capital & Private Equity en 2021 ha estado marcada por la confianza del inversor internacional, la caída de las grandes operaciones, que han visto retrasados sus cierres, la gran actividad del middle market -que supone un incremento de las exportaciones, empleo y expansión internacional-, y el récord absoluto del Venture Capital. Esto pone de manifiesto que en España continúa existiendo mucho talento y oportunidades de negocio. La industria ha demostrado que las empresas respaldadas por nuestras gestoras han resistido mejor la crisis. Los fondos de Venture Capital & Private Equity, a diferencia de periodos anteriores de recesión, han contado con abundante liquidez, que han estado inyectando a sus participadas para mantener su actividad. Desde ASCRI tenemos como reto seguir impulsando la atracción de los limited partners a los fondos de capital privado, conseguir que los fondos locales ganen en tamaño y también las empresas, para competir en otros mercados y ser robustas. Para ello, resulta crucial que se produzcan los cambios regulatorios adecuados y la democratización del acceso a este tipo de activo para que la industria esté en igualdad de condiciones que el resto de nuestro entorno.

Por otro lado, este periodo ha puesto de relieve más que nunca la importancia de los recursos humanos y de nuestro entorno, y la necesidad de aplicar políticas de responsabilidad social corporativa. En este sentido, desde ASCRI estamos impulsando la actividad de los fondos de impacto e iniciativas como la creación del Club ASCRI Diversidad, cuyo objetivo es promover la presencia de mujeres en nuestro sector y también pluralidad en nacionalidades y perfiles en las plantillas. El Capital Privado se ha convertido en una pieza relevante de nuestra economía y como parte de la solución en este nuevo marco generado por la pandemia. Actualmente, el sector tiene bajo gestión más de 35.000 millones de euros, de ahorradores nacionales e internacionales y está presente en más de 2.600 empresas -más del 90% pymes- que dan empleo a casi medio millón de personas. Cada año, el sector canaliza entre 6.000 y 10.000 millones de euros de inversión directa en compañías españolas que vertebran los sectores más dinámicos de la economía española. Gran parte de la innovación la financia este sector y la capacidad de ser una economía moderna y productiva está ligada al desarrollo del Capital Privado, puntal del apoyo a los emprendedores y pymes.