Deutsche Bank vuelve a las renovables en España con Vertex

Tras vender sus últimas participadas en el país, los parques eólicos de Vapat y la planta solar termoeléctrica Arenales, compra el antiguo negocio de bioetanol a Abengoa por más de 400 millones de euros. Y todo, mientras batalla con el Gobierno de España por los recortes a este tipo de energía en 2013

Deutsche Bank retoma su apuesta por el negocio de renovables en España apenas unos meses después de haber vendido sus participadas especializadas en este negocio en el país, los parques eólicos de Vapat y la planta solar termoeléctrica Arenales. Ahora, su regreso al país se produce a través de Vertex, el antiguo negocio de bioetanol de Abengoa, por el que ha desembolsado en torno a 400 millones de euros a Trilantic, tal y como desveló hace unos días elEconomista. La operación está sujeta todavía a la aprobación por parte de las autoridades de competencia pertinentes. Vertex Bioenergy es el productor líder en bioetanol en España y Portugal, pero también cuenta con presencia en Francia.

Con el cierre de esta operación, que se materializará previsiblemente en las próximas semanas, se pone fin al proceso orquestado hace unos meses de la mano del banco de inversión Credit Suisse, que trabajaba desde finales de 2018 con el fondo para lanzar esta desinversión y que relanzó el pasado otoño. Deutsche Bank ha articulado esta transacción a través de su gestora de activos (DWS) y, concretamente, de su fondo especializado en inversiones en infraestructuras no cotizadas.

Este vehículo (PEIF) es el tercer programa que monta la gestora de activos con estas características y la compra de Vertex es una de sus primeras inversiones. El fondo cuenta con compromisos por valor de 2.500 millones de euros. Esta transacción es un ejemplo más del fuerte apetito de los inversores especializados en infraestructuras por los activos españoles y, concretamente, por el negocio de las renovables, al calor de una legislación que favorece este tipo de instalaciones.

Inversor activo

Deutsche Bank ha sido tradicionalmente uno de los inversores más activo en el negocio de la energía y las infraestructuras en el país. En renovables, además de en Vapat y de la planta termoeléctrica Arenales -sus dos últimas desinversiones en el país-, la entidad a través de su fondo de infra -RREEF- compró junto con Antin Partners a ACS las plantas solares Andasol I y II por 86 millones de euros. En 2017, ambos fondos vendieron sus participaciones a Cubico, en una operación valorada en 500 millones de euros.

Sin embargo, la firma mantenía hasta hace unos días un arbitraje ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) contra el Gobierno español como consecuencia de los recortes a las primas a la promoción de las energías renovables de 2013. De hecho, fue el primero que se trasladó al organismo dependiente del Banco Mundial. El pasado mes de diciembre, el tribunal falló a favor de RREEF, reconociéndole el pago de 60 millones de euros por parte del Estado español, el 13% de los 441 millones que reclamaba. No obstante, el 15 de abril, los servicios jurídicos de España presentaron un procedimiento de anulación del laudo de diciembre, tal y como está haciendo en otros arbitrajes desfavorables. Ahora, parece que el fondo va a renunciar a este arbitraje.

Respecto al negocio de infraestructuras, Deutsche Bank ha estado presente en la planta de regasificación de Sagunto (Saggas) y Bahía de Bizkaia Gas (BBG), que vendió hace unos años a Enagás, así como la Autovía del Camino, que traspasó a UBS en 2017 por 450 millones de euros.

Salida de Trilantic

La salida de Trilantic se produce apenas poco más de tres años después de que comprara Vertex Bioenergy a Abengoa por unos 140 millones de euros, incluyendo la deuda asumida por el comprador y los intereses minoritarios, según comunicó en marzo de 2017 la compañía a la CNMV.

Esta transacción, que se enmarcaba en el plan de desinversiones estratégicas de la firma andaluza, comprendía el traspaso de las sociedades Abengoa Bioenergy France, Biocarburantes en Castilla y León, Bioetanol Galicia, Ecocarburantes Españoles y Ecoagrícola.

Trilantic, fundado por exdirectivos de Lehman Brothers, se queda así con dos participadas en España, el Grupo Pachá, en el que entró en el año 2017, y Talgo. No obstante, la gestora es una gran conocedora del mercado nacional y ha participado en compañías tan conocidas como ITP o Euskaltel. Esta última desinversión fue una de las más sonadas en España ya que desde su entrada -junto con Investindustrial- en el capital de la teleco su valoración creció exponencialmente. Tanto es así que, en su salida a bolsa en el año 2015, Euskaltel valía tres veces más que cuando entraron los fondos. En su salida, Trilantic logró una plusvalía de 400 millones.