Los españoles consideran que la Justicia funciona mejor que Gobierno y Parlamento

Los datos aportados por una encuesta realizada por Metroscopia para el Poder Judicial (CGPJ), sobre un total de 1.000 entrevistas representativas de la población española

Los españoles consideran que el Poder Judicial funciona mejor que el Ejecutivo (el Gobierno) y que el Legislativo (el Parlamento), según los datos aportados por una encuesta realizada por Metroscopia para el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Un 26% de los españoles considera que la Justicia funciona mejor que el Parlamento, frente al 18% que piensa que lo hace peor. Esta diferencia de ocho puntos aumenta hasta 15 cuando se pregunta por el Ejecutivo: el 35% cree que la Justicia funciona mejor que el 20% que contesta que lo hace peor.

En este mismo sentido se pronuncian el 77% de los encuestados, que afirman que la Justicia suele tener peor imagen de la que en realidad merece porque solo son noticia sus posibles deficiencias y no los miles de casos que resuelve diariamente de forma adecuada. No obstante, un 48% de los encuestados opina que la Administración de Justicia funciona mal, frente al 33% que cree que lo hace bien y el 18% que lo califica de regular.

El 68% de los consultados perciben a la Administración de Justicia como la institución que representa la salvaguarda y garantía última de los derechos y libertades de los ciudadanos, siendo esta opinión expresada en la misma proporción por los españoles más jóvenes, de entre 18 y 34 años (67%); los de edad media, de entre 35 y 54 años (69%); y los mayores de 55 años (66%).

Entre los españoles también es mayoritaria la sensación -expresada por un 66%- de que los tribunales reciben presiones de forma permanente. El 89% de quienes lo afirman las atribuyen a los grupos políticos, el 86% al Gobierno de turno, el 84% a los grupos de presión económicos y sociales y el 62% a los medios de comunicación. Solo el 24% de los españoles, sin embargo, cree que las presiones de que son objeto los tribunales acaban influyendo en sus decisiones. El 72% de los españoles piensa que la Administración de Justicia es tan lenta que siempre que se pueda vale más evitar acudir a ella y un porcentaje aún mayor, el 79%, sostiene que la Justicia no cuenta con los recursos necesarios para poder actuar de forma más rápida y eficaz. Esta última creencia sube hasta el 87% entre quienes afirman haber tenido contacto como usuarios con los tribunales y se declaran satisfechos.

Al reconocimiento de la carencia de medios humanos y materiales de la Justicia se suma la opinión -sostenida por el 84% de los encuestados- de que todos los Gobiernos, sea cual sea su orientación ideológica, muestran más interés por tratar de controlar a la Justicia que por proporcionarle los recursos que precisa para funcionar de forma rápida y eficaz.