¿Cómo enseñar ciberseguridad a los niños?: el nuevo libro que lo explica

El abogado especialista en Derecho digital, Francisco Pérez Bes, publica el libro ‘Cuentos de ciberseguridad’, cuyos beneficios por derechos de autor se destinan a fundaciones que impulsan proyectos de protección al menor en Internet.

Desde la publicación de la Estrategia de Ciberseguridad Nacional, la primera del año 2013 y la actual aprobada en 2019, se han venido promoviendo distintas iniciativas, públicas y privadas, dirigidas a sensibilizar y a concienciar a los jóvenes en todo lo que tiene que ver con los riesgos en Internet. Recientemente, el Boletín Oficial del Estado del pasado 10 de junio publicaba el Plan integral de Cultura de Seguridad nacional. Como uno de los objetivos principales perseguidos por este Plan, destaca el que la ciudadanía sea partícipe y corresponsable de la Seguridad Nacional, de su propia seguridad. Para conseguirlo, es imprescindible que aquella alcance un conocimiento amplio e informado del entorno, de las amenazas y desafíos que se ciernen sobre nuestra vida cotidiana, y de la trascendencia del compromiso de España con el mantenimiento de la paz y la estabilidad mundiales. Además, también los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 abogan por la promoción de políticas transversales donde la paz y la seguridad son una dimensión clave para su consecución.

Vistos los esfuerzos del Gobierno por potenciar esta cultura de ciberseguridad entre la población, y ante las dificultades evidentes de lograr objetivos positivos a la hora de centrar los esfuerzos formativos en adolescentes y adultos, la pregunta que se viene planteando desde hace tiempo es la de si la ciberseguridad, entendida como el conocimiento y la capacidad de prevención y gestión de los riesgos derivados del uso de internet, no debería ser una materia que se enseñara en las escuelas españolas a alumnos de edades mucho más tempranas. Para responder esta pregunta, nadie mejor que Francisco Pérez Bes, antiguo Secretario General del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (Incibe) y actual socio de Derecho digital en la consultora Ecix, quien ha publicado un libro de cuentos infantiles centrados en esta temática, titulado “cuentos de ciberseguridad” (Ed. Tirant), y cuyos beneficios por derechos de autor se destinan a fundaciones que impulsan proyectos de protección al menor en Internet.

“Creo que Tratar cuestiones relacionadas con la ciberseguridad con niños es mucho más eficaz que hacerlo con adultos, especialmente por la receptividad e interés que muestran estas personas en todo lo que tiene que ver con una tecnología con la que conviven con normalidad desde su nacimiento. En definitiva, educar a los niños en el uso responsable de Internet es una inversión que permitirá formar al ciudadano digital del mañana y hacerles mucho más prudentes en su navegación, lo que redundará en la mejora de su seguridad individual y, por tanto, en la ciberseguridad colectiva”, señala Pérez Bes.

En la práctica, la experiencia no ha podido ser más positiva. Escuelas como el Kensington School, en la localidad de Pozuelo de Alarcón, han diseñado espacios educativos exclusivos en los que se enseña a los niños de 8 años a tratar con la seguridad. Dentro de este itinerario se ha incluido la lectura y debate de estos cuentos de ciberseguridad, en los que se plantean, en formato de fábula, “una serie de situaciones potencialmente peligrosas a las que se da solución para que los niños puedan identificar el riesgo, comprender las consecuencias del peligro, y gestionarlos de forma adecuada, acudiendo a un adulto, o evitando ponerse en situaciones peligrosas”, explica Pérez Bes. En el libro hay historias que esconden muchos de los riesgos que son habituales en internet, tales como el phishing, la necesidad de usar contraseñas robustas, la protección de datos, los peligros del acoso en Internet y de la adicción a las tecnologías, la desinformación, etc. “todo ello en un formato divertido y comprensible para los niños, abriendo una ventana de oportunidad para que los padres se acerquen a sus hijos y puedan compartir un momento de diversión a la vez que se les educa mediante el refuerzo de unas actitudes y unos valores de netiqueta que van a ser esenciales para las futuras generaciones”, destaca el autor, quien también ha querido dedicar sendos cuentos al Grupo de delitos Telemáticos de la Guardia Civil y a la Brigada Central de Investigación Tecnológica (B.C.I.T) de la Policía Nacional.

“Nunca podremos agradecer suficientemente el trabajo que desempeñan la Fiscalía y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en la lucha contra la cibercriminalidad y la delincuencia informática. Con estos cuentos quiero rendir homenaje a estos profesionales, y a través de ellos transmitirle a los niños su existencia y su predisposición permanente a ayudarnos cuando somos víctimas de algún tipo de incidente en la Red”, concluye Pérez Bes. Algunas entidades, tales como el Colegio de Abogados de León y el de Málaga, ya han utilizado este libro de cuentos para llevar a cabo exitosas acciones de Responsabilidad Social Empresarial a través de iniciativas formativas para colegiados y familias.