La adquisición de una vivienda en 2050

Recientemente estamos intentando dibujar la España de 2050, vamos dando saltos de 20 en 20, hace dos años hablábamos de los objetivos de España 2030 dentro del Marco de las 17 ODS que fijaba en la ONU, parece que el 2030 está muy cerca y tenemos que hacer una previsiones al año 2050 . En materia de vivienda el documento 20/ 2050 hace especial enfásis en reducir la proporción de población que sufre un sobreesfuerzo por el pago de la vivienda e incidir especialmente en la gente que vive en alquiler que sufre una sobrecarga más elevada, en ciudades como Madrid y Barcelona el tanto por ciento destinado al alquiler de una vivienda está en torno al 40 % de la renta mensual de un ciudadano, si nos vamos a la compra la media nacional de esfuerzo para adquirir una vivienda está en torno al 30 % nos encontramos ciudades como Madrid con un 34, 35 % y ciudades como Ibiza donde el esfuerzo para adquirir una vivienda es del 41 % de la renta mensual media que gana un ciudadano español. Curiosamente es más alto el esfuerzo para pagar el alquiler que para pagar la cuota hipotecaria.

En el documento 20/ 2050 se hace también especial referencia a las reformas en materia de eficiencia energética pero con una particularidad se enfoca desde un punto de vista de la rehabilitación, el objetivo es que en 2050 se rehabilite el 2 % del parque total de las viviendas de nuestro país (actualmente estamos en el 0,1 %), para conseguir estos objetivos habría que desarrollar el modelo urbano convirtiéndolo en más sostenible transformar los modelos de movilidad es decir reducir el uso del vehículo privado en favor del transporte público y reducir el impacto ambiental de edificios y espacios públicos. Todo esto llevará consigo reducir al máximo el número de personas que estén expuestas a niveles de contaminación atmosférica por encima de los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

De acuerdo con el Comité Europeo de la Regiones para erradicar la pobreza energética antes del 2050 se necesita un desarrollo territorial equilibrado mejorando las oportunidades laborales de los municipios más pequeños ,apostar por una ley de desarrollo rural sostenible y evidentemente reducir esa brecha digital entre zonas rurales y urbanas. Otro de los objetivos del informe es garantizar el acceso a una vivienda digna . Me quiero detener para hacer unas reflexiones sobre cómo se puede garantizar el acceso a una vivienda digna en el momento actual, nuestro país se caracteriza por ser un país de propietarios sobre endeudados el alquiler no ha cogido la velocidad de crucero que debería haber tenido y sobre todo existe una ausencia de cultura de la rehabilitación tanto pública como privada.

Hay un peligro latente en desvirtuar poco a poco el derecho de propiedad reconocido en el artículo 33 de nuestra Constitución del 78. Se están planteando alternativas a la compraventa de una vivienda, por ejemplo se habla de una posible propiedad temporal en el que el comprador compra una cuota de tiempo que en comunidades autónomas como Cataluña estaría entre 10 y 99 años, esto ya lo hemos visto en otro momento con la multipropiedad o time sharing que no ha tenido especialmente éxito. Otro de los modos de adquirir una vivienda es la llamada propiedad compartida que supone la compra de un tanto por ciento de la vivienda y eso daría lugar a que el condominio y el condómino tenga derecho a usar y disfrutar de la vivienda durante el tiempo pactado en el contrato de compraventa de la cuota.

Por último se habla también del leasing de vivienda que no deja de ser un arrendamiento con opción de compra. Creo que no estamos siguiendo el camino correcto para poder configurar un modelo saludable de adquisición de vivienda 2050 ,que no suponga un sobreendeudamiento para el comprador de la misma ,que respete los parámetros de eficiencia energética marcados por la Unión Europea.

Para poder hablar de un modo de adquirir la vivienda razonable no debemos apartarnos de la compraventa recogida en nuestro código civil de 1889 que a su vez la recogió el derecho romano hace ya más de 2000 años. Si debemos trabajar y flexibilizar todos aquellos procedimientos intermedios que hacen que se encarezca la vivienda, permitir la auto licencia de obras es decir de acuerdo con un planeamiento aprobado y que delimite cada ámbito de actuación que se puede hacer o no el promotor debería poder empezar a construir en base a una auto licencia presentada en el municipio correspondiente para eso también deberíamos potenciar los sistemas de inspección urbanística para aquellas personas que no se atengan a lo establecido en el planeamiento aprobado.

Deberíamos trabajar con planeamientos más asequibles a todo tipo de promotores grandes o pequeños para eso los ámbitos de actuación deberían ser adecuados al momento social que se está viviendo en la ciudad correspondiente. No deja de ser una quimera ,sobre todo después de lo que hemos vivido en el último año y medio como será la España del 2050 pero debemos aprovechar lo que tenemos a día de hoy mejorando la eficiencia de todos aquellos instrumentos intermedios que permitan abaratar el coste final de una vivienda sin perjuicio de potenciar aquellas instituciones que otorgan seguridad jurídica al comprador.