Lesmes implora la renovación del Poder Judicial y Sánchez culpa al PP

El presidente del Gobierno asegura que acordó el cambio con Pablo Casado en agosto “al 99%”, pero que el líder popular se echó atrás y no firmó. Según Casado, las declaraciones de Podemos sobre la Justicia y el Rey les hicieron cambiar de opinión sobre el pacto

El año pasado pronuncié por segunda vez unas palabras de despedida que no imaginé tener que reproducir de nuevo este año”. Así imploró el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, por enésima vez la renovación del pleno del órgano de gobierno de los jueces. “Me veo en la obligación de exhortar nuevamente a los poderes públicos concernidos a renovar la institución sin mayores dilaciones”, apuntó. “Es una anomalía seria”, criticó en presencia del Rey Felipe VI.

La Constitución Española fija en cinco años la duración de cada mandato del CGPJ. Este pleno agotó su tiempo hace un año y nueve meses. En su intervención en el inicio del Año Judicial subrayó que el CGPJ tiene asignadas muy relevantes funciones como nombramientos, ascensos, inspección y régimen disciplinario que son permanentes y que por tanto deben seguir desarrollándose con normalidad para no producir un “grave quebranto” a la Justicia española, “a la que dañaría una paralización institucional mantenida en el tiempo, en un momento en el que debe afrontar unos retos enormes”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, culpó al Partido Popular (PP) de la falta de acuerdo en la negociación para renovar el Poder Judicial en una entrevista en Televisión Española ayer por la mañana. Sánchez sostiene que Pablo Casado se comprometió “prácticamente al 99%” con la renovación de las instituciones el pasado mes de agosto para después romper “inexplicablemente” con su palabra.

El presidente del Gobierno indicó que los contactos con el jefe de la oposición “fructificaron en acuerdos” para desbloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) o el Defensor del Pueblo, pactos que los propios populares rompieron unilateralmente. “Deberá explicarlo el PP”, insistió Sánchez. En este momento, las instituciones necesitan una dosis extra de legitimidad. El Partido Popular que tanto habla de la Constitución tiene que respetar y cumplir y no bloquear la renovación de instituciones tan importantes”, manifestó Pedro Sánchez durante la entrevista que concedió a Televisión Española.

En esta línea, el jefe del Ejecutivo recordó que el Consejo General del Poder Judicial cumplirá “dos años” en funciones en diciembre y que incluso el propio Tribunal Constitucional se encuentra en la misma situación.

Por su parte, El PP alegó ayer que rompió las negociaciones con el PSOE en agosto para renovar el CGPJ por ciertas proclamas de Unidas Podemos, particularmente contra la monarquía, un argumento que el secretario de Organización socialista y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, desdeñó como “excusa peregrina”. El PP emitió un comunicado a modo de cronología para contestar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El comunicado constata conversaciones en julio, aunque el PSOE no contestó a una propuesta de reforma del procedimiento de renovación del máximo órgano judicial, el cual informó de ellas el día 18. Pero seguidamente relata que “el 3 de agosto, la Casa Real anunció la salida de España del Rey Don Juan Carlos, lo que motiva un intolerable ataque del vicepresidente segundo del Gobierno al Rey Don Felipe. El líder de la oposición no fue en ningún momento informado por el presidente del Gobierno, y transmitió a Moncloa que el pacto de renovación institucional no podía avanzar con el Gobierno arremetiendo contra la Jefatura del Estado”.

“El 11 de agosto, Podemos fue imputado por financiación irregular mientras intensificaba sus críticas al Poder Judicial, a la monarquía, y pedía un gobierno con Bildu en el País Vasco y un pacto presupuestario con Esquerra a cambio de retomar la mesa de autodeterminación de Cataluña”, añade el comunicado.

Actualmente, son ya media docena las instituciones cuyo mandato ha caducado, entre las que figuran el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Tribunal Constitucional (TC) o el Defensor del Pueblo, y para poder renovarlas los socios de Gobierno, que solo suman 155 votos en el Congreso, necesitan principalmente el apoyo de los populares, puesto que algunos de estos puestos requieren de mayorías cualificadas.

Para la renovación del Consejo General del Poder Judicial o del Tribunal Constitucional se necesita el concurso del Partido Popular, tras el rechazo de Vox, ya que se requiere sumar al menos tres quintos en el Pleno del Congreso para llegar a esa cota mínima de 210 votos necesarios para la renovación del CGPJ.