Tres juristas españoles recopilan los regímenes sucesorios del mundo

Se han convertido en los primeros en la historia del Derecho en reunir en un libro todas las legislaciones sobre las herencias, país por país, en todo el mundo

Más de dos años después de la exitosa obra Los regímenes económico matrimoniales del mundo, los mismos coautores - Antonio Manuel Oliva Rodríguez, notario y registrador, Alexia Oliva Izquierdo, diplomático española, y Antonio Manuel Oliva Izquierdo, también registrador -publican el libro Los regímenes sucesorios del mundo. La obra precedente, que fue traducida al inglés en 2018, figura ya en las estanterías de la biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, así como en las Universidades de Yale, Chicago, Sorbona y en una veintena de Universidades españolas.

Se trata de una obra, coeditada por el Colegio de Registradores y por la editorial jurídica Basconfer Libros, que compila por vez primera el Derecho de sucesiones de los 194 Estados que gozan de un reconocimiento generalizado por parte de la Comunidad Internacional.

Alexia Oliva explica que “una obra de este tipo tiene por principal objetivo acercar y facilitar el conocimiento del Derecho de sucesiones extranjero”. También indica que “ha sido una obra mucho más laboriosa que la anterior, tanto por la complejidad de la materia como por la distinta problemática que plantea, que ha dado lugar a un libro de una extensión muy superior al previo”. Así, en dos tomos y casi 2.000 páginas se reúne el examen de un régimen sucesorio cuyo conocimiento “no es siempre fácil para los distintos agentes jurídicos, bien por la barrera del idioma o bien por las dificultad para consultar las normas extranjeras”, tal y como apunta Antonio Manuel Oliva Rodríguez.

La obra, prologada por el magistrado del Tribunal Supremo Juan María Díaz Fraile, tiene una relevancia trascendental en un mundo cada vez más globalizado, donde el movimiento de personas y capitales es cada vez mayor. Antonio Manuel Oliva Izquierdo considera que “esta obra también permite que las legislaciones de cada Estado puedan mirarse en el espejo de otras distintas, perfeccionando así las propias. En Corea del Sur y Japón admiten el testamento por grabación de voz, y otros como Estados Unidos tratan de potenciar el testamento internacional, de manera que el conocimiento de la evolución de los ordenamientos jurídicos extranjeros nos puede permitir analizar sus ventajas y desventajas antes de introducirlas en nuestro Derecho, si así lo reclama la sociedad y lo regula el legislador”.