Los Consejos han mejorado en sostenibilidad con el Covid-19

Las empresas del Ibex 35 ponen de manifiesto la necesidad de adaptar la actividad y las competencias de los Consejos de Administración en materia de sostenibilidad.

Según el estudio Hacia la nueva Gobernanza ESG: Consejos de Administración sostenibles, elaborado por el Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad, coordinado por Forética, durante la primera etapa de la crisis Covid-19, nueve de cada 10 índices de sostenibilidad han batido a sus homólogos tradicionales y los fondos de inversión más sostenibles han superado al 70% de sus pares durante el primer trimestre de 2020.

El carácter sistémico de las últimas crisis ha mostrado la importancia de la gestión de los aspectos no financieros por parte de las compañías. La creciente sofisticación en los mercados hace necesario el fortalecimiento de las competencias ESG (ambientales, sociales y de buen gobierno), no solo a nivel de gestión en el máximo nivel ejecutivo, sino en el seno del Consejo de Administración. El 16% de los consejeros del Ibex 35 tiene competencias ESG. El 29% de las empresas que forman parte del selectivo español cuenta con una comisión de sostenibilidad. El disponer de esta comisión hace que las compañías tengan ocho veces más probabilidad de gozar de una calificación AAA

Una de cada dos compañías del Ibex 35 publica o hace mención a su matriz de competencias de consejeros. Un 18% de las matrices de competencias incluye los aspectos ESG entre los conocimientos/funciones de los consejeros. El 29% de las empresas del Ibex 35 cuenta con una comisión de sostenibilidad. Otro 53% delega el seguimiento de los aspectos ESG a otra comisión preexistente. Solo un 18% de los consejos no hace mención a qué órgano supervisa los aspectos de sostenibilidad.

Un 42% de las empresas del Ibex 35 se consideran líderes en ESG, con ratings de AA o superior. Las empresas españolas se sitúan por encima de la media global en todas las dimensiones ESG y de gobierno corporativo. Se observan dos ritmos entre las cotizadas españolas. Fuera del Ibex 35, las compañías se encuentran un 21% por debajo de la media europea.