CTA se consolida como gran aliada de la empresa andaluza para la innovación

La entidad inicia nueva etapa con Francisco Mochón como presidente y con el objetivo de seguir impulsando la transformación de las firmas andaluzas mediante la I+D+i

El Patronato de Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), celebrado la pasada semana, aprobó el nombramiento de Francisco Mochón como nuevo presidente, en sustitución de Adelaida de la Calle. El consejero de Economía, Rogelio Velasco, agradeció a las 165 empresas miembros de CTA su compromiso con la innovación y el cambio de modelo productivo de Andalucía, por lo que les animó “a continuar apostando por esta vía para garantizar su competitividad que es, al final, la clave para el crecimiento de la economía de la región”.

Mochón asume la presidencia de CTA con “grandes expectativas” y aconseja a las empresas apostar por la innovación como “la mejor protección frente a un entorno cambiante y como la mejor aliada para afrontar la reactivación tras la crisis por la pandemia del Covid-19”. Como nuevo presidente, les ha ofrecido el apoyo de CTA como referente de transferencia tecnológica, clúster de innovación, entidad financiadora de I+D+i y prestadora de servicios avanzados de apoyo a la innovación.

El Patronato de CTA también aprobó las cuentas anuales, presentó la nueva imagen corporativa de la fundación, más moderna y adecuada a su nueva etapa de crecimiento, y la Memoria Anual 2019.

CTA es una fundación privada con más de 14 años de trayectoria e integrada por más de 165 empresas que se dedica al fomento de la I+D+i y la transferencia de tecnología. Contribuye a la mejora de la competitividad de las empresas, profesionales y organizaciones, facilita su acceso a las actividades de I+D+i e impulsa los procesos de innovación tecnológica y mejora continua.

CTA es un aliado estratégico en innovación que ha financiado ya 700 proyectos de I+D+i empresarial con 173 millones de euros en incentivos, que han movilizado 516 millones de inversión privada. Además, ofrece un amplio abanico de servicios de apoyo a la innovación: desde la planificación estratégica a la Compra Pública de Innovación, pasando por la internacionalización de la I+D+i, la evaluación de proyectos empresariales de base tecnológica o el apoyo al emprendimiento tecnológico.